Humor en la Madre Patria

Por: Cirilo

ÁNTES Y DESPUÉS DE MORIR
-Así que tu abuelo murió en la consulta del médico… ¿Y el médico qué le dijo antes de morir?
“Le dijo: ´Cuente conmigo, señor: cinco, cuatro, tres, dos, uno…´.”
En un funeral gallego se acerca un amigo del finado y le dice a la viuda:

-Lo siento.-

Y ella contesta:
“No, mejor déjalo acostado.”

Llega un gallego a la morgue:
“Busco a un amigo mío que se ahogó ayer.”
-¿Puede darme alguna seña particular de su amigo para identificarlo?-
“Sí, era SORDOMUDO.”

PREGUNTAS

¿Qué hace un gallego para tener mellizos?
– Le hace dos agujeros al preservativo.
¿Cómo funciona un restaurante de auto-servicio en Galicia?
– Al cliente lo pesan a la entrada y a la salida y le cobran.

¿Por qué hay gallegos que guardan su teléfono celular en el armario de las escobas?
– Para que no esté fuera del área de servicio.

-Manolito, ¿por qué no has regado el jardín?-
“Porque está lloviendo a cántaros.”
-No seas vago, hombre, aquí tienes un paraguas.-

Dos gallegos se encuentran en un camino. Uno de ellos llevaba una bolsa al hombro y el otro le pregunta:
“¿Qué tienes en la bolsa?”
-Pollos- responde el primero.
“Si acierto cuántos llevas, ¿puedo quedarme con uno?”
-Si aciertas puedes quedarte con los dos.-
“Bueno, pues… ¡Cinco!”
CON PRECAUCIÓN
Pepillo pregunta a su padre:

-Papá, ¿puedo salir a mirar el eclipse?-
“Está bien, hijo, pero no te acerques demasiado.”
Pregunta Pepe a su jefe Joaquín:

– Oiga jefe, el cuartucho de archivo está repleto; ¿podemos destruir todos los documentos que tengan más de diez años?-
“Pues sí puedes Pepe, pero antes haz una copia de cada uno.”
En Galicia sólo hay dos personas que se dedican a la mudanza: Manolo y su hermano.
Un día iba Manolo con un armario muy grande sobre los hombros, y uno del pueblo le dice:
-Oye, Manolo, ¿no te ayuda tu hermano?-
“Mi hermano está dentro, ¡sujetando las perchas!”