Salud Infantil

Por: Clínica Médica Familiar

La mayoría de los padres conocen los aspectos básicos para mantener a los niños sanos, tales como darles alimentos saludables, asegurarse de que duerman y se ejerciten lo suficiente y garantizar su seguridad.

También es importante que los niños tengan chequeos médicos regulares. Estas visitas son una oportunidad para revisar el desarrollo de su hijo. También es un buen momento para detectar o prevenir problemas.

Además de los chequeos, los niños en edad escolar deben llevarse al médico cuando presentan:

- Advertisement -

-Pérdida o aumento importante de peso

-Problemas para dormir o cambios de conducta

-Fiebre de más de 102ºF (38.8ºC)

-Erupciones cutáneas o infecciones en la piel

-Dolores de garganta frecuentes

-Problemas respiratorios

En cuanto a la salud social y mental, su hijo pasan más tiempo en la escuela que en cualquier otro lugar, excepto en casa. Las escuelas pueden tener un efecto importante en la salud de los niños al impartirles la enseñanza acerca de la salud y fomentarles las conductas saludables. El edificio y el ambiente escolar deben ser seguros y sanos para el niño. La escuela es también el lugar donde los niños aprenden a socializar, por eso es importante que los observemos y les hagamos preguntas en cuanto al ambiente escolar, amistades, maestros, etc. Es importante hablarles en cuanto al acoso que puede surgir entre sus compañeros y lo que ellos pueden hacer al respecto. La línea de comunicación con sus hijos siempre debe estar abierta y debe asegurarse de que ellos tengan la suficiente confianza de venir a usted en caso de tener cualquier tipo de problema.

En la adolescencia se atraviesan por muchos cambios. Por un lado, el cuerpo está en camino para adquirir su tamaño adulto. ¿Ha notado que a su hijo ya no le entran los zapatos o que los pantalones le quedan 2 pulgadas más cortos? Además de estos cambios, probablemente el adolescente se está haciendo más independiente y tomando más decisiones propias. Algunas de las decisiones más importantes que va a enfrentar se relacionan con su salud.

Las escuelas trabajan para prevenir comportamientos riesgosos como el consumo del alcohol y el tabaco, la inactividad o la intimidación. También quizá deberán lidiar con problemas de salud específicos de los estudiantes, tales como el asma, la obesidad y las enfermedades infecciosas, pero es el hogar donde estos problemas deben de ser detectados primeramente.

Dependiendo de la edad y la madurez del joven, es importante conversar de temas como el daño que las drogas puedan causar, el peligro de la pornografía, el alcoholismo, y la abstinencia para prevenir enfermedades transmitidas sexualmente o incluso un embarazo en los años de adolescencia.

Otras consideraciones incluyen los hábitos sanos, como una alimentación nutritiva y la actividad física, ya que pueden ayudarles a sentirse bien, verse bien y a esforzarse más en la escuela, el trabajo o los deportes. También pueden prevenir la diabetes, la hipertensión arterial, las enfermedades cardiacas, la osteoporosis, los derrames cerebrales y algunos cánceres cuando sean mayores.

Ahora es el momento de que se haga cargo de la salud de sus pequeños. ¡Hacer algunos pequeños cambios pueden ayudar a que se sienta mejor en cuanto a su desempeño como padre y guardián de sus hijos.

Para más información sobre este y otros temas de salud, llame a Clínica Medica Familiar, que en este mes celebra a los pequeñitos. No olvide preguntar por nuestro especial del mes de abril.

Consulte nuestro anuncio en la contraportada de esta revista para aprovechar la promoción.