La Importancia de Obtener Asesoría Legal Apropiada

Por: Sean Carpenter, Abogado de Wilner & O´Reilly

Hace algunos meses, un hombre vino a nuestra oficina para hablar de su caso de inmigración. Él estaba muy emocionado y seguro de que ahora era el momento que él sería capaz de solicitar su residencia permanente. Me explicó que había vivido en este país por más de veinte años. Tenía varios niños nacidos aquí, su hijo más grande acababa de cumplir los 21 años y ahora era lo bastante mayor para solicitarlo.

Como hemos mencionado antes, los muchachos mayores de veintiún años que son ciudadanos estadounidenses pueden presentar una petición para sus padres. Sin embargo, existe un problema en muchos de estos casos, si el padre está residiendo ilegalmente en los Estados Unidos.

Si el padre entró al país con una visa, o si aplicó bajo la ley 245i antes del 30 de abril de 2001, entonces puede solicitar una tarjeta de residencia, a través de sus hijos, sin tener que salir de los Estados Unidos. Si no califican bajo cualquiera de esas dos cosas, entonces la única opción es dejar el país debido a que requieren un perdón por estar aquí ilegalmente.

- Advertisement -

El problema es que una persona no puede solicitar una exención a través de un niño, sólo a través de un cónyuge legal o padre. Así que si la persona que solicita no entró con una visa o no aplicó bajo la ley 245i, la única manera en que la petición de su hijo puede ayudarle es, si además tienen un cónyuge o padre que es residente permanente o ciudadano de los EE.UU. para que ellos le ayuden a calificar para una exención. Esto es algo que ha causado una gran confusión, y muchas personas han presentado la solicitud pensando que pueden recibir su green card, sólo para descubrir en el consulado de Ciudad Juárez o en otro país, que no pueden acogerse a la exención y que quedan sujetos a una penalidad de diez años sin poder reingresar a los Estados Unidos.

Volvamos a nuestra historia. Esta persona entiende la necesidad de calificar bajo la ley 245i con el fin de solicitar a través de su hijo. Me explicó cuidadosamente que él había solicitado acogerse a la 245i en el año 2000, utilizando un notario en California. Sin embargo, cuando me mostró los papeles para probar que lo había hecho me presentó una solicitud de amnistía tardía. Esta fue una aplicación que puede ser presentada en ese entonces, pero no ayuda a calificar para la ley 245i. Para calificar bajo la ley 245i tiene que haber sido una petición familiar, o petición I- 360. Otras peticiones, como la amnistía tardía, no califican.

Este hombre había pasado los últimos 14 años creyendo que se había acogido a la 245i y que lo único que necesitaba era que su hijo cumplirá 21 años. Fue un momento muy triste y difícil cuando se dio cuenta de que no podía aplicar a través de su hijo, porque él no estaba amparado bajo la 245i y tampoco tiene un cónyuge o padre que le permita solicitar la exención. Esto probablemente podría haberse evitado si en el año 2000 hubiera buscado asesoría jurídica de un abogado de inmigración calificado y con licencia.

Recuerde, para asegurarse de que usted está aplicando correctamente y que tiene los requisitos, siempre busque el asesoramiento de un profesional para asegurarse de que todo se haga correctamente.

Los abogados de Wilner y O’Reilly tienen años de experiencia y conocimiento de los asuntos de inmigración. Contamos entre nuestro grupo con exfuncionarios de inmigración y especialistas certificados por la junta de inmigración, podemos aconsejarle adecuadamente sobre todas las cuestiones de inmigración. Llámenos para una consulta gratis al 801-594-9999.