Predicciones Infalibles

Por: Cirilo

El jefe de una comunidad de zapotecas en una región oaxaqueña llama al brujo de la región y le pregunta cómo se presentará el próximo invierno. El brujo procede a tirar unos huesos, sacrifica unas aves, prepara unas cintas de cuero y dice al jefe:
-Malo, malo.-
Así que el jefe ordena a la comunidad que empiece a prepararse para el invierno. Cortan leña, preparan pieles, arregla las tiendas, y toda la comunidad se pone a trabajar.
A los quince días, el jefe vuelve a hablar con el brujo y le pregunta que cómo se presenta el invierno a la vista de las mejoras que han hecho en el poblado. El brujo vuelve a utilizar la magia y dice:
-Malo, malo, malo, malo.-
Así que el jefe reúne a la comunidad y les dice que hay que trabajar más porque el invierno se prevé particularmente duro.
Al cabo de otros quince días se repite la historia y cuando el jefe le dice al poblado que hay que trabajar más duro todavía, empiezan a oírse voces de protesta e insultos hacia el brujo.
El jefe comienza a preocuparse, así que un día decide vestirse con traje y corbata y recurrir a la ciencia; se va a la NASA y pregunta a los expertos:
“¿Cómo se presentará el invierno en nuestra región?”
Le atienden y le llevan a una sala llena de ordenadores y pantallas donde se ponen a hacer varias simulaciones; una hora después le dicen:
–Malo, malo, malo.–
El jefe, aterrado ante el motín que le espera al volver al poblado, insiste:
“¿Y ustedes están absolutamente seguros de que va a ser tan malo?”
–Hombre, los modelos que utilizamos aquí son muy fiables, acertamos el 98% de las veces, pero este año seguro, seguro, seguro que va a ser muy malo, porque hay una cosa que no falla nunca, ¡Los zapotecas llevan dos meses cortando leña!–