AMLO Presidente de México

El pueblo mexicano, en una jornada electoral histórica eligió por más de un 53% de los votos a Andrés Manuel López Obrador como su próximo Presidente. Algunos le dieron su voto: “para castigar a los partidos oficialistas por el descaro, la impunidad y falta de sensibilidad con que han gobernado en las últimas décadas” según comentaron durante las encuestas de salida; otros lo hicieron debido a que ofreció hacer la diferencia con algunas decisiones que, aunque polémicas y hasta un tanto extravagantes, pero que apuntan a romper con el estereotipo de un “jefe del Ejecutivo tradicional”.

López Obrador ha propuesto cambios tan radicales como: llevar una vida austera, no hacer conferencias de prensa “acartonadas”, rentar una casa cerca de Palacio Nacional para vivir, convertir la residencia oficial de Los Pinos en un museo y viajar en vuelos comerciales.

Son varios los cambios grandes y con un mensaje de fondo que repitió durante toda su campaña, que harán de la próxima Presidencia de la República distinta al resto de las que ha tenido México en su historia moderna. Como el no tener con una “Primera Dama”, sino una compañera o “esposa del Presidente”.

Decisiones que abonarán al cambio radical que ha anunciado quien conducirá el destino de los mexicanos durante los próximos seis años: “un cambio radical, y que nadie se asuste, porque radical viene de raíz”.

El Peje, como también se le conoce, viste de forma austera, usa un Volkswagen Clásico blanco para transportarse. En su casa de campaña –en la calle Chihuahua–, y en su oficina –ubicada en San Luis Potosí en la colonia Roma de la Ciudad de México–, no hay lujos y muy seguido come tacos en su despacho, que aún utiliza para recibir visitas de diversos puntos del país todos los días.

Tras reunirse con legisladores electos de su coalición, el líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) estableció 12 “posibles reformas al marco legal” que se impulsarán desde el Ejecutivo a partir de que asuma la Presidencia el 1 de diciembre.

En rueda de prensa, López Obrador anunció una serie de leyes que, en esencia, cumplen muchas de las promesas que fue anunciando durante la campaña electoral.

Entre los puntos más importantes resalta la revocación de la “mal llamada” reforma educativa, impulsada bajo el marco del tristemente célebre Pacto por México entre los principales partidos del país durante el mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

También promoverá una ley reglamentaria para que ningún funcionario pueda ganar más que el presidente, y además indicó que ha anunciado a los legisladores electos un proyecto de reforma para terminar con los fueros y privilegios.

Asimismo, se modificará el artículo 108 constitucional para que el presidente de la República pueda ser juzgado en casos de corrupción o delitos electorales.

Indicó también que buscará revertir un reciente decreto en torno al agua, que ha sido muy criticado por un grupo de expertos al considerar que privatizará este insumo básico.

Señaló igualmente que establecerá el derecho a la educación pública y gratuita. Y fuera del plano legislativo, promoverá la creación de 100 nuevas universidades públicas.

Entre otros puntos, indicó que se revisará el aumento del salario mínimo, evaluando si se puede colocar al doble al menos en la zona fronteriza del norte de México, donde también se bajarán impuestos para hacer la región más competitiva.

También reiteró sus compromisos de eliminar las pensiones a exmandatarios y vender la flota de aeronaves del Gobierno, incluyendo el avión presidencial.

Todo ello contribuirá a “ajustar la estructura administrativa del gobierno al plan de austeridad republicano” que él defiende.

Dicho por él mismo,estas iniciativas saldrán del Ejecutivo y serán debatidas en el Congreso de México, donde la alianza entre Morena, el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES) tendrá mayoría en las dos cámaras.

Se reformará la ley para que se considere delito grave sin derecho a fianza:
1.- La corrupción de los servidores públicos
2.- El fraude electoral
3.- El robo de combustible
Además se eliminará el fuero y se establecerá la revocación del mandato cada 3años.

Otros de los cambios anunciados son:
Los Pinos se hará centro cultural: El museo formará parte del Bosque de Chapultepec y como el resto de los atractivos del parque, estará abierto al público.
La decisión rompe con la tradición de albergar a los presidentes del país que inició el ex Presidente Lázaro Cárdenas del Río y donde nació y vivió sus primeros años Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Será una Presidencia itinerante: Como virtual presidente electo, Andrés Manuel reiteró que a mediados de septiembre inicia un recorrido por “todas las regiones del país” que se extenderá hasta finales de noviembre. Durante su campaña aseguró que seguiría el ejemplo del expresidente Benito Juárez, con un “Gobierno itinerante” para despachar no sólo desde Palacio Nacional en la capital del país, sino en el resto de los estados de la República.

No usará al Estado Mayor Presidencial
“Me va a cuidar la gente. He sostenido que me cuida la gente, que el que lucha por la justicia no tiene nada que temer. Yo he sostenido esto”, afirmó el tabasqueño durante su primera conferencia de prensa en Palacio Nacional, luego de su reunión con el presidente Enrique Peña Nieto.
De acuerdo con López Obrador, el Estado Mayor Presidencial no desaparecerá y será incorporado a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y “ya no estará a cargo de custodiar al Presidente de la República”.

Se bajará el sueldo a la mitad
Enrique Peña Nieto gana actualmente 3 millones 115 mil 531 pesos anuales, entre salario base y compensaciones. En noviembre de 2017, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Congreso de la Unión incrementar 112 mil 560 pesos al Presidente en su remuneración anual. También 4 mil 549 pesos a los secretarios de Estado.
López Obrador ha dicho que se reducirá el sueldo a la mitad de lo que gana Peña Nieto, sin compensaciones. De acuerdo con el Portal de Obligaciones de Transparencia (POT), el actual Presidente de México gana 209 mil 135.92 pesos brutos y 142 mil 033.43 pesos netos al mes.

Austeridad
Andrés Manuel ha prometido un Gobierno austero y también “dar el ejemplo” de honestidad y congruencia al resto de los funcionarios públicos del país, para desterrar la corrupción, que será el principal objetivo durante su próxima gestión. Pero López Obrador planea llevar su austeridad más allá de los gastos de Gobierno, no sólo en su decisión de no vivir en Los Pinos y viajar en vuelos comerciales como cualquier otro mexicano.

Las expectativas que ha creado y acrecentado son varias, pero, el deseo y la buena voluntad chocan contra una gran cultura de corrupción, malos manejos, nepotismo e impunidad que se arraigó a través de los 80 largos años del gobierno de derecha, no sólo en la clase política pero también en algunos sectores de la industria, el comercio e incluso en grupos de ciudadanos que se coludieron con ciertos partidos políticos para defraudar a la nación o voluntad ciudadana.

Por el bien de México, esperemos que el próximo presidente logre rodearse de gente honesta y capas para que pueda llevar a la práctica todos sus proyectos, pero sobre todo, debemos estar conscientes que para acabar con la corrupción, el pueblo debe cambiar también su manera de proceder y eso, va a ser la parte más difícil, ¿no cree usted?