El Adiós a un Amigo

20 Años de Servicio

SALT LAKE CITY, julio 27, El Semanal.- Quien haya visitado el Consulado de México en los últimos 5, 10, 15 o 20 años seguramente conoce al hombre que aparece en todas las fotografías de esta nota. Aunque algunos, por la familiaridad, le llaman Charly su nombre en realidad es Juan Carlos Carrizalez.

El buen Charly es un tipo a todo dar, que a todos sorprende por la sonrisa perene en su rostro y el trato amigable que da indiscriminadamente toda persona. Desde el 19 de abril de 1999 estuvo prestando sus servicio en el área de Documentación del Consulado Mexicano, sin embargo, como todo lo que un día comienza, lamentablemente, debe llegar a su fin, el pasado 13 de julio Juan Carlos dejó de trabajar para esa institución y en estos días se prepara para regresar a su natal Autlán de Navarro, Jalisco, en compañía de su esposa Susana y su hija Karla Milagros, de 11 años de edad.

Quienes tuvimos la oportunidad de conocerle lamentamos que regrese a México, pues le vamos a extrañar, sin embargo, entendemos que la vida está compuesta por ciclos que debe uno cumplir, así que le deseamos la mejor de las suertes en la nueva etapa de su vida, esperamos que no se olvide los cuates que deja aquí y que el Señor, en su infinita misericordia le acompañe siempre, y nos brinde la oportunidad de volver a verle.