De Locos y Algo Más…

Un poco de humor a nadie cae mal

La Fuga
Dos interno de un manicomio se encuentran planeando la fuga del lugar, y uno le dice al otro:
-Si la pared es baja la saltamos, si es alta cavamos un hoyo. ¿Entendido?-
El otro asienta con la cabeza y enseguida el primero le dice:
-Si quieres, puedes ir tú primero.-
Pasados tres horas regresa el loco y dice:
“No podemos escapar.”
-¿Por qué?-
“Porque no hay pared.”

En Plena Huida
Dos locos escapan de un manicomio y en lo primero que piensan es en alejarse del lugar lo antes posible, así que roban un coche. Cuando lo consiguen toman la autopista, y al chico rato se topan con aventurero pidiendo raite, sin pensarlo lo recogen. Pasando un momento, el aventurero, aterrado ante la velocidad que llevan, se atreve a decir:
-Por favor, dígale a su compañero que vaya más despacio.-
El loco le contesta:
-¡Silencio! Hable más bajo, que si despierta es capaz de ir más rápido.

En el Manicomio
Va un loco paseando una piedra atada a una cuerda. En eso que se le acerca el director del centro y le pregunta:
-¿Qué tal Lucas? paseando al perrito, ¿no?
“¿Pero qué perrito? ¿A caso no se da cuenta de que es una piedra?”
Sorprendido el Director de Locomía Center le contesta:
-¡Muy bien! Muy bien, para que vea que nosotros somos sensibles a las mejoras de nuestros pacientes, le voy a dar de alta.-
Total que sale el loco a la calle con su piedra y vuelve la cabeza hacia la piedra y le dice:
“¡Ves lo que te dije, Sultán, si no ladrabas les engañaríamos!”

De Cacería
Se va un grupo de locos a cazar. Ya estando allá dos locos se despistan y se pierden. Pasan las horas y los locos que no encuentran el camino de regreso a donde dejaron a los demás. Uno le dice al otro:
– Oye, ¿y si disparamos para que nos oigan?-
“ Vale, ¡dispara tú!”
Pasa una hora y nada. Así que uno de ellos dice:
“No nos han oído. Disparo yo ahora”
Y dispara, pero no aparece nadie. Al rato uno de ellos dice:
– Oye, dispara otra vez a ver si ahora tenemos más suerte.-
“No puedo. ¡No me quedan flechas!”