Razones Por Las Que Los Niños Y Adolescentes Deben Practicar Deportes

Cortesía de: Clínica Médica Familia

Estudios médicos han demostrado que la práctica de algún deporte aumenta la autoestima, evita el sedentarismo, inculca el valor del esfuerzo, promueve el trabajo en equipo y ayuda a socializar, por eso es recomendable que tanto los niños como los adolescentes lo practiquen con regularidad y debido a eso es que todas las escuelas ofrecen una gran variedad de deportes en la clase de educación física.
Además, la práctica regular de ejercicio físico moderado contribuye al mantenimiento de un buen estado general de salud y ayuda a estar bien, sentirse sano y tener vitalidad, facilitando el buen funcionamiento de los diferentes órganos y sistemas del cuerpo.
Con su práctica habitual se entrena el corazón, el sistema respiratorio, óseo y sanguíneo y se favorece el mantenimiento de un buen estado de ánimo, más fuerte para afrontar los problemas y contratiempos del día a día.
Como herramienta en el ámbito de la prevención, el ejercicio físico diario moderado ayuda a prevenir el sobrepeso y la obesidad, también en el caso de los niños y de los adolescentes. Se considera fundamental evitar el sedentarismo y fomentar la realización de los trayectos cortos, caminando o paseando.
El ejercicio físico moderado puede ayudarnos a descansar y conseguir una mejor calidad del sueño. Favorece la relajación y la descarga de la tensión y nervios que a menudo acumulan entre semana, tanto los adultos como los niños y los adolescentes.
Descansar, por lo tanto no tiene porque ser solo sinónimo de tardes de sofá; cambiar de actividad, introduciendo algún deporte, ayuda al descanso físico y psicológico.
Los niños a través del deporte pueden darse cuenta del valor y de las recompensas del esfuerzo continuo y del entrenamiento a mediano y largo plazo.
Aprenden que conseguir objetivos requiere una etapa de aprendizaje, sacrificios y esfuerzo, y se les ayuda a entender que no todo es inmediato, ni fácil de conseguir. Aprenden también que hay batallas que se pierden, por lo que se debe ser fuerte para poder afrontarlo y conocen de primera mano el buen sabor de los triunfos conseguidos. Es una manera de ayudar a los niños que tienen poca tolerancia a la frustración.
Los deportes en equipo fomentan la socialización y ayudan al niño a compartir triunfos y derrotas y a disfrutar de los sentimientos intrínsecos a formar parte de un equipo, a ganar y a perder y ayudarse en equipo para conseguir un objetivo común.
Con la práctica del ejercicio físico con la familia y los amigos se enseña a los niños una forma de divertirse y pasarla bien, una alternativa más al amplio abanico de posibilidades de ocio.
Durante la infancia, el ocio deportivo puede ser un punto de encuentro más entre padres e hijos, que pueden sentirse orgullosos por compartir aficiones con sus padres.
A los niños y a los adolescentes, igual que a los adultos, hacer deporte al aire libre y hacer un poco de deporte en familia y/o en grupo les ayuda a descansar y volver a su día a día con más fuerza y ánimo.
Para no caer en la tentación de una rutina sedentaria lo mejor es animar a los niños y adolescentes a la práctica de deportes, pero antes de iniciarse en esas actividades es muy recomendable que su médico familiar o pediatra le realice un examen (físico) médico general.
Sin importar a qué grado está a punto de entrar su hijo, siempre hay una lista de cosas para hacer antes de regresar a la escuela y aunque no parezca muy urgente, un examen físico anual realizado por el proveer de salud de su confianza es una parte importante de la atención de la salud del niño. La temporada de regreso a la escuela es un buen momento para incluir el examen médico en los planes de la familia.
Por lo antes dicho, Clínica Médica Familiar estará ofreciendo, durante las siguientes dos semanas, ¡un examen físico para deportes GRATIS! Llame hoy mismo para hacer una cita, pues la oferta es por tiempo limitado.