Los Beneficios Migratorios para Esposos, Hijos y Padres de Ciudadanos Estadounidenses que Sirven en el Ejercito

Con cierta frecuencia les he hablado de los beneficios que tienen los familiares de personas que actualmente prestan su servicio militar o son miembros del ejército de este país. Y en esta ocasión me permito hacer un recordatorio de ellos, recalcando que, a pesar de los cambios hechos por el actual presidente a las nuevas prioridades de deportación, este beneficio aún permanece vigente al CIEN POR CIENTO, por lo que aprovecho para invitar a toda persona que califique, para que presente su solicitud lo antes posible, ya que no sabemos lo que la actual administración pueda hacer en el futuro.
Cabe señalar que esto no se trata de ninguna nueva ley, sino que ya ha existido por un largo período de tiempo, pero ha cobrado atención en los últimos años debido a un reciente anuncio del Servicio de Inmigración sobre estos beneficios y la manera en que se pueden presentar las solicitudes de beneficios migratorios.
Este beneficio se conoce como Parole in Place. Parole es un término legal que significa, esencialmente, ser permitido entrar legalmente a los Estados Unidos. Muchos de nuestros lectores saben que si alguien entró al país de manera legal y cuentan con familiar cercano que es ciudadano estadounidense como: cónyuge, padre o hijo que tiene 21 años o más, entonces, pueden solicitarle su residencia permanente en los EE.UU., sin tener que salir del país o sin tener que pedir un perdón.
Los casos llegan a ser mucho más difíciles cuando una persona ha entrado en los EE.UU. sin permiso y tiene un familiar inmediato que quiera pedirlos. Esto implica, un largo proceso que incluye pedir un perdón, y eso complica todo de manera significativa. Por ejemplo, si una persona entró a Estados Unidos ilegalmente y ahora está casada con un ciudadano de los EE.UU., probablemente tendrá que pasar por el proceso de perdón.
Si una persona entró sin permiso y tiene un hijo ciudadano de los EE.UU. que es mayor de 21 años, el muchacho puede solicitar la residencia de sus padres, pero por lo general el padre no puede calificar para el perdón, ya que sólo se puede obtener a través de un cónyuge legal del padre. Muchos padres de ciudadanos estadounidenses se encuentran en esta posición.
El beneficio de Parole in Place esencialmente permite a la persona que entró ilegalmente, a recibir un permiso especial que los trata como si hubieran entrado a los Estados Unidos legalmente, pero sin tener que salir. Una vez que es aprobado el Parole in Place, la persona puede solicitar la residencia permanente en los EE.UU. sin tener que salir a pedir un perdón a su país de origen.
Un caso común sería el siguiente:
Una persona entró a los EE.UU. sin permiso. Su hijo acaba de cumplir 21 años, es un ciudadano de los EE.UU. y está prestando su servicio militar. Ese padre no puede calificar para una exención a través del hijo. Sin embargo, si el padre solicita Parole in Place y le es aprobado, ya que eso le da un trato como si hubiera entrado legalmente al país, entonces su hijo ya podrá solicitar la residencia de su o sus padres . La misma situación se aplica para los cónyuges y los hijos que han entrado al país sin permiso.
Este es un gran beneficio para aquellos que han entrado a los EE.UU. sin permiso y es una forma de recompensa por el servicio fiel del miembro de su familia en el ejército de los Estados Unidos.
Si usted cree que puede calificar para este beneficio o si tiene preguntas sobre cualquier otro tipo de beneficio de inmigración, por favor póngase en contacto con nuestra oficina inmediatamente para recibir una consulta GRATIS al 801-594-9999.