Cáncer de Seno

Por: Clínica Médica Familiar

Además del cáncer de la piel, el cáncer del seno es el que más comúnmente se diagnostica entre las mujeres, en los Estados Unidos. El cáncer de seno o cáncer de mama se desarrolla cuando las células en el seno comienzan a crecer en forma descontrolada. Estas células normalmente forman un tumor que a menudo se puede observar en una radiografía o se puede palpar como una protuberancia (bulto). El tumor es maligno (canceroso) si las células invaden los tejidos circundantes o cuando se propagan (hacer metástasis) a áreas distantes del cuerpo.
El cáncer de seno puede originarse en diferentes partes del pecho. La mayoría de los cánceres de seno comienza en los conductos que llevan la leche hacia el pezón, a estos se les conoce como cáncer ductal. Algunos otros se originan en las glándulas que producen leche y son conocidos como cánceres lobulillares. Existen además otros tipos menos comunes del cáncer de seno.
Un tipo menor de cáncer comienza en otros tejidos del seno y reciben el nombre de sarcoma y linfomas y a decir verdad a estas ya no se les considera cáncer de seno.
A pesar de que muchos tipos de cáncer de seno suelen causar una protuberancia (bulto o masa), hay otros que no lo hacen, Por eso es que se debe estar atenta a otros síntomas e informarlos a su médico.
Es importante mencionar que hay algunos bulto o protuberancias que se forman en los senos que no son cancerosas, sino benignas. Los tumores benignos de los senos son crecimientos anormales, pero no se propagan fuera de los senos y no ponen la vida en peligro. Sin embargo, algunas protuberancias benignas en los senos pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de seno en una mujer. Por lo anterior, cualquier masa o cambio en el seno debe ser examinado por un médico para saber si es benigno o canceroso, y si pudiera incrementar su riesgo de padecer cáncer en el futuro.
La prevención del cáncer consiste en tomar las medidas para reducir la probabilidad de presentar esta enfermedad. Con la prevención del cáncer, se reduce el número de casos nuevos en un grupo o población. Se espera que esto reduzca el número de muertes causadas por el cáncer.
Algunos factores de riesgo de cáncer se pueden evitar, pero muchos otros no. Por ejemplo, tanto fumar como heredar ciertos genes son factores de riesgo de algunos tipos de cáncer, pero sólo se puede evitar fumar. El ejercicio regular y una alimentación saludable pueden ser factores de protección para algunos tipos de cáncer. Evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección puede reducir su riesgo.
El mes de setiembre fue el mes de concientización del cáncer de próstata. Ahora, el mes de octubre es el mes de la concientización del cáncer del seno. No deje que se le pase el tiempo y que los riesgos de salud aumenten. ¡En Clínica Médica Familiar estamos para servirles! Visite nuestras clínicas durante este mes para aprovechar la promoción que con gusto les ofrecemos: un Examen Clínico del seno GRATIS!
Consulte nuestro anuncio en la contraportada de esta revista para mayores detalles.