Servicio de Inmigración Otorga Total Discrecionalidad a sus Agentes para Denegar Casos

Por: Sean Carpenter, Abogado de Wilner & O´Reilly

Hasta hace algunos días, si el USCIS consideraba que faltaban pruebas en un caso, enviaba una carta pidiendo nuevas evidencias. Pero a partir del 11 de septiembre no hay segundas oportunidades para nadie.

El gobierno de Donald Trump dio un paso más en la implementación de su dura política migratoria al otorgarle facultades a los agentes del servicio de inmigración para negar casos.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) publicó durante el mes de julio un memorándum con las nuevas normas que regirán la discrecionalidad de los agentes a cargo de negar solicitudes de servicios migratorios.

- Advertisement -

La nueva guía concede a los agentes el uso de su discrecionalidad para negar beneficios sin que primero presenten o envíen una Solicitud de Evidencia (RFE, por sus siglas en inglés) o una Notificación de Intención de Denegación (NOID, por sus siglas en inglés) cuando la evidencia inicial requerida no fue enviada o la evidencia en el expediente no logra comprobar la elegibilidad del solicitante.

Esto es algo serio y delicado, ya que elimina la oportunidad de corregir y ampliar la información que se adjunta en el expediente cuando se pide el beneficio.

Con este cambio, cuando un caso es denegado, el inmigrante deberá comenzar nuevamente de cero y pagar por el trámite. Es probable que haya dificultades para conocer la razón por la cual el agente encargado del caso niega el beneficio o se tarde en notificarlo.

Tristemente, muchos pasos dentro del sistema migratorio son discrecionales. Por eso ahora, los abogados de inmigración están advirtiendo a sus clientes que USCIS puede negar un caso en cualquier momento y no necesariamente por un error que se cometa al momento de presentar la solicitud.

Dentro de lo MALO algo BUENO
La USCIS dijo que el nuevo reglamento aplica a todas las solicitudes y peticiones, excepto por las adjudicaciones de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) recibidas después de esa fecha.

La nueva política de NTA cambia el escenario para aquellos que viven en el país con un estatus legal que quieren cualquier beneficio migratorio. Antes de la publicación de la normativa, si un residente legal permanente pedía la ciudadanía y se la negaban por una “torpeza de carácter moral”, lo más probable era que seguía siendo residente.

Pero ahora, dependiendo de la razón por la cual le rechazan el formulario N-400 para tramitar su ciudadanía, le pueden iniciar de inmediato un proceso de deportación de Estados Unidos.

Pero no solo se trata de procesos de ciudadanía, se puede ver afectado cualquier residente legal o con visa que solicite un beneficio migratorio. Ahora todo depende de la falta, si a alguien le negaban un beneficio migratorio, lo enviaban ante un juez de inmigración quien le iniciaba un proceso de deportación.

Por lo antes expuesto, ahora más que nunca, debe consultar a un abogado de inmigración antes de iniciar cualquier trámite ante la oficina de USCIS. En las oficinas de Wilner & O’Reilly contamos con años de experiencia dedicados a la ley de inmigración. En nuestro despacho hay abogados que antes fueron funcionarios de inmigración y ahora son especialistas certificados por la junta de inmigración, por eso ofrecemos una amplia experiencia y conocimiento para ayudarle incluso con los casos de inmigración más complicados.

Llame ahora para solicitar una consulta gratuita.