La Cucharita

Para más práctico...

En un restaurante, uno de los comensales de una mesa, se da cuenta que el mesero, lleva una cuchara de las de café en el bolsillo de la chaqueta.
Observa un poco más y comprueba que todos los meseros llevan ese tipo de cuchara en la misma bolsa de sus respectivos sacos.
Intrigado, le pregunta al camarero:
-Disculpe, esa cuchara que traen en el bolsillo todos los meseros… ¿es por algo?-
“Sí señor, es que han realizado un estudio de flujo para ahorrar costos. Dicho análisis arrojó que la cucharita cafetera es la pieza que más veces se suele caer al piso, nosotros la reponemos inmediatamente y en el siguiente viaje a la cocina volvemos a colocarnos otra. De esta forma ahorramos un 3 por ciento de nuestro tiempo.”
-Muy inteligente, sí señor.-
Al rato, el mismo comensal, observa que le cuelga un hilito hábilmente disimulado de la bragueta. Igualmente comprueba que todos los camareros están en la misma situación.
Vuelve a preguntar al mesero:
– Lo del hilito en la bragueta ¿seguro que también tiene una explicación?-
“Efectivamente. En la misma auditoría se ha comprobado que por la cantidad de horas que nos pasamos en el restaurante, tenemos necesidad de ir varias veces al servicio. Con la cuerdecita nos la sacamos sin tocarla, con lo cual evitamos perder tiempo lavándonos las manos lo que produce un ahorro del 4 por ciento en el total de la jornada.”
Se queda el comensal pensando y dice:
-Bueno para sacarla, muy bien, pero ¿cómo se la guardan?-
“Los demás no lo sé, yo uso la cucharita.”