Premio Sor Juana 2018

Concurso Literario y Ahora También de Arte

Por sexto año consecutivo, Artes de México en Utah celebró su concurso literario Premio Sor Juana. La variante en esta ocasión fue la participación de escultores, fotógrafos y pintores que respondieron al llamado y presentaron bellas piezas.

Premios Sor Juana ha ido recibiendo mayor cantidad de participantes cada año y este no fue la excepción, según comentarios de Jorge Rodríguez, Director de Operaciones y Programas de Artes de México en Utah. “Los jueces tuvieron una ardua tarea por la gran cantidad de material que tuvieron que revisar, pero también la pasaron muy difícil para definir a los ganadores, ya que recibimos material de muy buena calidad, tal fue el caso que se optó por otorgar menciones honoríficas por que sus trabajos presentados eran magníficos, pero solamente podíamos tener a un ganador por cada categoría y clasificación,” comentó Jorge a nuestro editor.

A continuación incluimos las prosas y poemas ganadores, así como las fotos de algunos participantes y los trabajos de los artistas ganadores.

Grupo: Estudiantes de High School

Autor: Manuel Aarón García Becerra, West High School
Categoría I: (Español como lengua materna)
Clasificación: Poema
Título: Hambruna

La piel aglutinada con los huesos,
en la oquedad profunda en su mirada,
se ve la infinidad de sueños tiesos,
de críos con la infancia amortajada.

Y en la arena tirita un cuerpo inerte,
sin fe, sin esperanza y sin destino;
cada súplica inútil, se convierte,
en un nudo voraz en su intestino.

Cómo lo digo sin soltar el llanto,
cómo gritarlo sin sentir hastío,
¡sólo los muros oyen el quebranto!
De almas… Con el estómago vacío.

Almas dentro de tumbas que caminan,
son vistas con desdenes que calcinan.

Autor: Shyael Losik, North Davis Preparatory Academy
Categoría II: (Español como segunda lengua)
Clasificación: Poema
Título: Te Amo Siempre

En verano,
nuestro amor es verdadero,
Como rosas flotando en la brisa.

En invierno,
nuestro amor es cálido,
Se mueve hacia los pies.

Si el cielo es azul,
Nuestro amor es feliz,
Dos personas corriendo al sol.

Si el trueno suena
Nuestro amor es valiente.
Un refugio de lluvia se siente.

Cuando florece la primavera,
Nuestro amor es audaz como un pétalo azul.

Cuando caen las hojas en otoño,
Nuestro amor es brillante como el océano.

Desde Navidad hasta mayo,
Nuestro amor sigue siendo valiente.
De estación en estación
Te amo siempre.

Autor: Jessica Rojano, West High School
Categoría I: (Español como lengua materna)
Clasificación: Prosa
Título: Como mi recuerdo

Como mi recuerdo ese día. Un día en donde todo tenía que ser perfecto, pero salió muy mal. El 10 de mayo es un día que nunca voy olvidar. Déjame te cuento lo que me paso y cambio mi vida para siempre. Fue un día regular, fui a la escuela y cuando salí fui a la tienda. Era día de las madres entonces fui a comprarle un regalo a mi madre. Compre unas bonitas rosas y una bolsa que ella siempre quería. Cuando salí de la tienda, un hombre en un caro negro me estaba esperando. Todavía recuerdo como se ve. Era masculino, lindo sonrisa, atractivo, y era mexicano. Fue hacia mí y me hablo. Estaba coqueteando y mi dijo que si mi podía llevar a mi casa. Mi mamá siempre me decía que no hable con personas extraños, pero hacia mucho frio y mi casa estaba muy lejos para caminar sola. Le dije que sí… Tenía miedo, pero el mi hizo sentir a gusto. Estaba distraída en las rosas y de repente estábamos en un lugar en donde yo no reconocí. Le dije ¿Dónde estamos? Y el mi dijo “en mi casa. Ven adentro se mi olvido algo y ahorita te llevo a tu casa.” Fui con él… me llevo a su habitación y después que estaba adentro, cerró la puerta. El estado de ánimo en la habitación cambió de repente. Sentí que el aire me estaba sofocando… Tenía miedo. Cuando lo vi, no era el mismo hombre que vi en la tienda. Tenía la cara del diablo. Me empujo en la cama. Me empezó a besar el cuello y después la boca para que no grite. Puso su mano en boca y empezó a quitarme mi ropa. Me estaba moviendo como un gusano tratando de escapar, pero su agarre era tan fuerte que apenas podía moverme. No tenía fuerzas. Empecé a llorar. Cuando me soltó corrí hacia afuera y me escondí. Le llame a mi amiga y la pregunte si me podía recoger. Ella vino por mí. Me pregunto qué paso pero no quería hablar. La dije gracias y me fui a la casa. Ahí le di un abrazo a mi madre y pide por disculpa. La dije Feliz Día de la Madres. Desde hoy nunca he hablado de ese día.

Autor: Emma Danso, West High School
Categoría II: (Español como segunda lengua)
Clasificación: Prosa
Título: Sin Título

Voy a escribir en un recuerdo de mi infancia. Cuando yo tenía solamente 11 años, yo fui con mi familia a la país de mi padre, Ghana por la primera vez. Había estado en aviones antes pero nunca por tanto tiempo. La viaje total consiste de tres vuelos separados. El primero era de Utah a California. Despues California a Nueva York, y a final Nueva York a Accra, Ghana, la capital. En total, el viaje era 28 horas, incluyendo los escalas en California y Nueva York. Cuando finalmente llegaba a Ghana estaba muy cansado entonces dormí por todo el paseo en coche desde el aeropuerto a la casa de mis abuelos. Esto sería la primera vez que conocí a mis abuelos y el resto de mi familia paterna. Cuando llegábamos a la casa yo conocí a toda la familia: mi abuelo Alexander Danso, mi abuela Elizabeth Odei, mis tias Cynthia, Irene y Patricia, mis tíos Frank y Samuel, y mis primos Eva, Martín, Nanaama, Oye y Theodora. La mayoría de los personas en Ghana tienen una nombre de inglés y una nombre tradicional. Algunos como Nanaama y Oye no tienen una nombre de inglés. Mi nombre de inglés es Emma pero mi nombre tradicional es Afuammienu. El parte “Afua” significa una niña nacido el viernes. “Mmienu” significa segundogénito. Cuando visitaba, pude aprender sobre la historia y la cultura del país. Mi familia se quedó allí para casi un mes. Justo antes de nuestro regreso, mi abuelo fue elegido como un jefe de nuestro clan y pudimos presenciar la ceremonia. Estaba muy especial. Cuando tuvimos que irnos, llore porque extrañaba a mi familia y mis amigos. Ahora visitamos a Ghana cada año durante los vacaciones de verano. Estoy emocionado a regresar otra vez este año.

Grupo: Adultos

Autor: Janelle Delgadillo
Categoría I: (Español como lengua materna)
Clasificación: Poema
Título: Vinagre de Piña

Trate de fermentar
aquellas cáscaras mías
partes poco deseables,
fácilmente desechables,
con piloncillo y agua
A ver si convirtiéndolas en tepache
resultaban más apetecibles.

Fui por un tiempo
bebida refrescante,
fácilmente consumible,
dulzura embriagante,
Pero por capricho del tiempo,
el licor se transformó.

En su lugar encontré
un agua penetrante,
un amargo solvente,
un sabor insoportable,
Que no emborracha, que limpia,
que no deja nada más que la verdad.

Quise ser néctar y ambrosía,
pero a causa del tiempo
inconveniente e indispensable,
indeseable y frustrante,
Me realicé así,
en puro vinagre.

Autor: Lindsey Fairbanks
Categoría II: (Español como segunda lengua)
Clasificación: Prosa
Título: ¿Cuándo?

¿Cuándo se crece
el jardín
la bebe
la flor para mi?
¿Cuándo aprende
la gente a amar?

¿Cuándo viene
el sol
la luz
el ardor de mi alma?
¿Cuándo aprende
la gente a amar?

¿Cuándo termina
el odio
la guerra
la lucha en mi mente?
¿Cuándo aprende
la gente a amar?

¿Cuándo se escucha
el río
la paz
la calma de mi espíritu?
¿Cuándo aprendo
amar a mí?

Autor: Carlos Andrés Gutiérrez Gutiérrez
Categoría I: (Español como lengua materna)
Clasificación: Poema
Título: Tu Sombra

Miro tu sombra. Miro como se corre tu sombra en el suave aleteo de las cortinas.
El reflejo de un cuerpo taciturno que solo flota, y callado, grita a mi llamado.
Te agrandas y te achicas con el sombrío movimiento del viento, como si tu cuerpo no tuviese límites.
Traspasas los filtros de conciencia y tu contorno luminoso aterriza a mis pies.
De ahí, tu sombra se limita a contraerse hasta llegar a su punto de partida.
Levantas los brazos en signo de rendición mientras yo solo puedo, si no, soñar con abrazar tu sombra. Una silueta negra que baila un raqs sharqi al estilo de un tango; un danzón; un bolero.
Una piel descubierta transformada en lienzo precioso, que revela emociones:
como una Madame de Pompadour pintada en el renacimiento italiano. Me acerco a
ti, y te alejas. Te alejas junto con el sol: ¡sol castigador! Un sol que no hace más
que hacerme heridas internas cuando él te enmarca por un último santiamén en mi
cama, en el momento en que llega a su ocaso. Justo cuando caigo rendido a la
demencia de la ilusión, me arrojo hasta tus cercanías. Paso los segundos
buscándote. Sin más remedio que encontrarte. Justo cuando llego a tus piernas,
desapareces de pies a cabeza. Y que al rapaz viento de la cortina y su movimiento;
una mujer desaparecida y durante todas las amanecidas: regresa a darme los buenos
días.
Vuelves al amanecer. Al despertar. Vuelves a una cama vacía. A una vida
sin ilusiones. Sin emociones. Sin complicaciones. Vienes, para postrarte en mi
cama, una cama fría y a la vez implacable de relaciones humanas. Buscas el inicio
a una vida efímera, que solo dura 43,200 segundos. Todos ya pasaron; y pasaran.
Me he convertido en la Dido de mi propio imperio de arena, mientras que el
tiempo me desgarra a mi Eneas y solo sucumbo a una desesperada acción de
matarife.
Porque el tiempo tuyo es de una vida.
¿El mío?
El de un día…

Autor: Thelma Vazquez
Categoría II: (Español como segunda lengua)
Clasificación: Prosa
Título: María la Inmigrante Mexicana

María hija número 9 de 12 hijos, hermosa y típica mujer mexicana, trabajadora y honesta.
Joven y llena de sueños.
Emigró a U.S.A hace más de 10 años con el deseo de cumplir muchos de sus sueños en este país de cultura y lenguaje diferente. ¿Qué si enfrentó obstáculos?
Claro que sí, muchísimos pero tenía mucho valor, voluntad y corazón como para rendirse.
Todo lo podía María, no había nada como para retractarse de sus decisiones.
Ya ella viviendo en el extranjero le empezó a cambiar la vida. Todo iba bien hasta que llego ese día tan triste y negro a su vida, la pérdida de su madre quien fue consumida por una rara enfermedad. (Transfusión de sangre infectada de hepatitis)
La pobre María como muchos otras inmigrantes no pudo despedirse de su madre que al morir se llevó parte de su corazón con ella. ¡Hay María lo que te espera!
Ya un poco más despejada y tranquila, vuelve a sentir ese dolor por segunda vez con la muerte de su padre, María ¡ahora si te quedaste sola! ¡ahora eres huérfana!
Qué dolor para María…
Y ahora ¿quién podrá ayudarla?
Ella aun siendo madre y esposa se quedó con un gran vacío en el corazón, que triste quedó María pero aun así ella siguió luchando y ahora María siendo esposa y madre de 2 varones aprendió a vivir con el dolor y se ha superado, también sabe hablar inglés, trabaja y sigue de pie.
Pero pónganse a pensar, ¿cuántas personas están sufriendo como María ahora?
Ese dolor es el que muchos inmigrantes han sentido y sufrido en silencio sin poder hacer nada mas que hundirse en ese tremendo dolor, ¿cuántas Marías habrá aquí sufriendo ahora este tormento?
Sin siquiera con la mínima esperanza de ir a dar el último adiós a sus seres queridos, ni modo, María tendrá que vivir con ese sentimiento hasta el último día de su vida.

Un Llamado a los Artistas
Por primera vez, en sus ocho años de existencia, Premios Sor Juana abrió la oportunidad a los artistas para que participaran con el tipo de pieza de arte que les pareciera más conveniente. Entro los que respondieron al llamado se encontraron los siguientes:

Escultura
Víctor Amor presentó una estatua llamada “The Pray(La Oración)

Pintura
Tania Pérez, con su obra titulada: “Mis Sueños No Son Ilegales
T. K. Stephens, con el lienzo de nombre: “Beach Party(Fiesta de Playa)
Sally Neilson, con una pieza titulada: “Embarkation & Arrival(Embarcación y Arribo)

Fotografía
Erin Fuller participó con la imagen, -del tronco de un árbol en una colina- a la que tituló “Slow Burn(Quemado Lento)
Marco Mora-Huizar presentó la foto de una grieta a la que decidió llamar Embrión
Vincent Mattina concurso con una obra digital de nombre “Crow Blacker Than Ever(Cuervo Más Negro Que Nunca)
Barbara Andrade se hizo presente con una fotografía a la que llamó “The Throwaway(Los Desperdicios)
Marco Antonio Muñoz participó con la fotografía de una protesta local a la que nombró “Seguimos en la lucha”.

Por limitación de espacio no se han incluido las imágenes en este sitio, sin embargo pueden consultar la versión impresa de El Semanal Magazine y ahí las encontrarán.