El Examen Físico

y la Evaluación de su Estado de Salud

Muchas personas que van al consultorio de un médico o proveedor de atención médica se preguntan: “¿Qué están haciendo? ¿Qué están buscando?”
Durante un examen físico, hay muchas cosas que su proveedor de atención médica puede buscar, ya que durante el breve tiempo que usted se encuentra en el consultorio él se dedica a reunir pistas y claves. Algunas de las pistas se basan en la información verbal que usted proporciona o también pueden basarse en los resultados de los exámenes físicos.
Durante una evaluación de su estado de salud, diagnosticar una enfermedad, un desorden o un trastorno es como resolver un rompecabezas. El diagnóstico a menudo incluye análisis de laboratorio, estudios de radiología para observar determinados órganos y el examen físico propiamente dicho. Este proceso se llama recopilación de datos.
Hay muchas cosas que su proveedor de atención médica puede descubrir durante un examen físico utilizando las manos para sentir (palpar), el estetoscopio y los oídos para escuchar, y los ojos para ver. Los hallazgos del examen físico pueden servir para diagnosticar o ayudar a diagnosticar muchas enfermedades. Los componentes de un examen físico incluyen:
Inspección
Su examinador observará o “inspeccionará” si son normales el color, la forma y la consistencia de áreas específicas de su cuerpo. Determinados hallazgos de la “inspección” pueden alertar a su proveedor de atención médica para que centre otras partes del examen físico en áreas particulares de su cuerpo. Por ejemplo, usted podría tener las piernas hinchadas. En ese caso, su proveedor de atención médica prestará especial atención a las causas más frecuentes de hinchazón en las piernas, como un exceso de líquido provocado por el corazón, y utilizará esta información para ayudar a hacer un diagnóstico. Las áreas comúnmente inspeccionadas pueden incluir:
-La piel, para buscar hematomas, cortes, lunares o bultos, etc…
-El rostro y los ojos, para ver si su apariencia es regular y “normal.”
-Las venas del cuello, para ver si están abultadas o hinchadas.
-El pecho y el abdomen, para ver si hay masas o bultos.
-Las piernas, para ver si están hinchadas.
-Los músculos, para comprobar si tienen un buen tono muscular.
-Los codos y las articulaciones, para verificar la presencia de hinchazón e inflamación, y si se observa alguna deformidad.
Palpación
En este caso, el examinador utiliza las manos para sentir las anomalías durante una evaluación del estado de su salud. Durante un examen, comúnmente se palpan los nódulos linfáticos, la pared torácica (para ver si su corazón está latiendo más fuerte de lo normal) y el abdomen. El médico utilizará la palpación para observar la presencia de masas o bultos en cualquier parte del cuerpo.
Percusión
En esta técnica, el examinador utiliza las manos para dar un golpe suave en un área de su cuerpo. Este golpe suave produce diferentes sonidos. Dependiendo del tipo de sonido que se produzca en el abdomen, la espalda o la pared torácica, su proveedor de atención médica puede determinar afecciones tales como la presencia de líquido en los pulmones o una masa en el estómago. Esto le proporcionará más pistas para un posible diagnóstico.
En nuestra edición del 23 de diciembre les explicaré la importancia que tienen la auscultación dentro del examen físico, no se la pierda.