La Auscultación en el Examen Físico

Cortesía de: Clínica Médica Familiar

La Auscultación es una técnica de examen físico importante para su proveedor de atención médica, que consiste en escuchar su corazón, sus pulmones, su cuello o abdomen para saber si hay algún problema. La auscultación a menudo se realiza con un estetoscopio. El estetoscopio amplifica los sonidos que se escuchan en el área donde se coloca. Si se encuentran anomalías en el examen, puede que le sugieran someterse a más pruebas.
El cuello: Cuando su médico o proveedor de atención médica escuchan sonidos en su cuello, con frecuencia lo que en realidad buscan escuchar es el “susurro” de sus arterias. Este susurro podría indicar la presencia de un estrechamiento en las arterias, que causaría un aumento del sonido que produce el flujo sanguíneo.
El corazón: Normalmente, el corazón produce un sonido doble cuando las válvulas cardíacas se abren y se cierran durante el paso del flujo sanguíneo. Su proveedor de atención médica lo escuchará para saber si su corazón late con regularidad o si se escuchan soplos (sonidos adicionales en cada latido). Los soplos cardíacos pueden ser “inocentes”, lo que significa que son normales y no constituyen un riesgo para la vida, o pueden indicar la presencia de un problema. Para hacer este diagnóstico, su proveedor de atención médica puede escuchar con el estetoscopio muchas áreas alrededor del corazón, y no sólo un área, e indicar la realización de más pruebas de ser necesario.
Los pulmones: Su médico o proveedor de atención médica puede utilizar su estetoscopio para escuchar sus pulmones, en cualquier punto de la espalda (pared posterior) o de la pared torácica (pared anterior). Esto le permitirá saber si el aire llega hasta el fondo de sus pulmones, al escuchar el flujo de aire que entra y sale de sus pulmones con cada respiración. Estos son los sonidos normales de los pulmones. El examinador puede escuchar si existe un bloqueo, una constricción o un estrechamiento en los conductos pulmonares, así como también si hay presencia de líquido en los pulmones.
El abdomen: Su médico examinará su abdomen con ayuda del estetoscopio para escuchar si la sangre “susurra” en las arterias cercanas al estómago (como la aorta), así como para determinar si existen sonidos intestinales anormales.
Otras zonas: Se puede usar la auscultación en cualquier parte que su proveedor de atención médica desee escuchar.
Examen neurológico:
Durante un examen físico realizado por el profesional de atención médica, se podrá realizar un examen neurológico. Éste puede ser muy breve o más detallado según sean sus inquietudes y hallazgos. Por lo general, el examen físico se divide en 4 partes; evaluación de los nervios craneales, evaluación de la función motriz, evaluación de la función sensorial y evaluación de los reflejos.
Evaluación de los nervios craneales:
Del cerebro parten 12 nervios craneales. Cada nervio tiene su propia función y la evaluación de estos nervios se realiza mediante una evaluación de cada función. Por ejemplo, cuando se realiza una prueba del reflejo nauseoso o faríngeo con el depresor lingual o bajalenguas, se evalúan las funciones del noveno y décimo nervio craneal.
La evaluación de la función motriz se hace mediante la verificación del modo de andar, la fuerza muscular y la coordinación del paciente. La prueba en la que se pide a una persona que se toque primero la nariz y después el dedo del examinador, primero con los ojos abiertos y después con los ojos cerrados, es un ejemplo de cómo se puede evaluar la coordinación.
La evaluación de la función sensorial se hace mediante la verificación de sensaciones tales como el dolor, la temperatura, el sentido de la posición del cuerpo, el tacto grueso y el tacto fino en conjunto con determinadas vías sensitivas. Una prueba que puede usarse para evaluar esta función es pedir a la persona que cierre los ojos y rozarle la piel con una mota de algodón y preguntarle si puede sentirlo.
En el examen físico, las pruebas de reflejos ayudan a evaluar el estado del sistema nervioso central, para saber si la vía sensitiva desde la médula espinal hasta el área estimulada y en sentido opuesto está intacta. Se evalúa la rapidez de la respuesta.
Es muy importante que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. En Clínica Médica Familiar contamos con profesionales de atención médica que son confiables, hablan su idioma y sabrán darle las recomendaciones y/o prescripciones que ocupe, según los resultados que arroje su examinación física general.