Iniciando 2019

¿Cuáles ha sido las resoluciones de año nuevo... ?

El inicio de año se ha caracterizado por ser un tiempo de mirar hacia adelante. Es un momento para reflexionar en los cambios que queremos o necesitamos hacer en algún aspecto de nuestra vida y comprometernos a lograrlo a lo largo del nuevo año.

Una resolución es básicamente una tarea o meta que te fijas a ti mismo y te propones alcanzarla en un periodo de tiempo determinado. A muchos nos gustan las resoluciones de año nuevo porque el comienzo de un nuevo ciclo brinda una oportunidad para empezar de cero y poner en marcha los cambios que quieres hacer en tu vida.

Dentro de las metas más comunes que casi todos tenemos al comenzar enero están: bajar de peso, hacer ejercicios, dejar de fumar, beber menos, salir de deudas, empezar a ahorrar, buscar un nuevo trabajo… y la lista sigue. La realidad es que febrero no ha terminado de llegar cuando la mayoría se ha olvidado de todas sus metas y ha vuelto a la misma rutina de los años anteriores.

Tomarse el tiempo necesario para descifrar qué es lo que quieres lograr en el 2019 es todo un desafío, primero porque muchas veces no sabemos ni quiénes somos ni qué queremos y segundo porque a veces estamos tan ocupados con el trabajo, la familia, los compromisos económicos y el día a día que, sólo encontrar el tiempo para sentarte a analizar resulta una tarea complicada; por eso, el darse tiempo para hacer sus resoluciones representa el mayor desafío.

Una vez hallado el momento oportuno para crear los objetivos a cumplir, seguramente se incluirán las resoluciones financieras:

Comenzar un presupuesto: No, ciertamente no es la actividad más divertida del mundo pero sí es la única que te va a decir a dónde se te está yendo el dinero cada mes, qué gastos tienes de más y dónde puedes ahorrar para empezar a invertir y crear riqueza.

Liquidar las deudas: No vas a encontrar un mejor retorno para tu dinero que pagar lo que debes, pues no hay inversión que genere el interés de –por ejemplo- una tarjeta de crédito. Sumado a esto, la sensación de tranquilidad de saber que no le debes nada a nadie, no tiene precio. ¿Qué mejor manera de vivir el 2019?

Prever: No importa tu edad, si aún no tienes una cuenta de ahorro para el retiro es momento de empezar! Entre más joven lo hagas, menos dinero tendrás que aportar cada mes.

Corresponder: Si aún no has tenido la oportunidad de platicar con tus papás para saber su situación financiera y de qué piensan vivir después de jubilarse, haz del 2019 el año para hacerlo. Quizás ellos estén contando con tu apoyo durante sus últimos años y tú ni siquiera estés preparado para tu propio retiro.

Continuar aprendiendo: ¡Nunca es demasiado tarde para aprender! Ya sea que finalmente tomes aquel curso de inglés que has pospuesto año tras año desde que llegaste a este país, o que empieces a ahorrar para terminar los estudios que dejaste truncos, o quizás decidas que es momento de aprender un nuevo oficio, cual sea que fuere, asegúrate que el nuevo año te deje una enseñanza de por vida. Educarse sobre finanzas personales también es una excelente opción. Finalmente, para que este año no tires la toalla antes de que Enero haya terminado, toma en cuenta los siguientes puntos:

1.- Si aún no te has dado el tiempo de hacer tu lista de propósitos, esta misma noche, antes de ir a dormir, traza tu plan de acción para comenzar a trabajar en él mañana mismo, pero procura dejarlo por ESCRITO, así será más difícil de olvidar.
2.- Tómalo con calma: una resolución a la vez, pues está comprobado que cuando queremos hacer muchos cambios al mismo tiempo, terminamos sin lograr nada.
3.- Aprende del pasado para evitar cometer los mismos errores: ¿Qué te ha fallado en los años anteriores que no te ha permitido conseguir tus metas?
4.- Mantén una actitud positiva acerca de tu resolución, pues sirve de motivación.
5.- Define claramente el propósito a lograr y por qué lo quieres, ya que si tu resolución es vaga terminarás perdiendo el impulso.

Antes de concluir me gustaría hacer algunas preguntas a los que ya tienen cierta experiencia haciendo y trabajando en sus resoluciones de año nuevo:
¿Cuáles ha sido las resoluciones de año nuevo que se han propuesto en el pasado? ¿Cuántas han logrado cumplir? Y… ¿Cuáles fueron los factores que les ayudaron a lograrlo?