Consejos para Jóvenes con DACA

Por: Sean Carpenter, Abogado de Wilner & O´Reilly

El país ha estado viviendo momentos de incertidumbre ante la actual administración. Nadie sabe que otros cambios ocurrirán respecto a las cuestiones de inmigración. La CERO TOLERANCIA aplicada a la inmigración irregular, así como la revocación de algunos alivios migratorios aplicados desde administraciones pasadas y la derogación de órdenes ejecutivas firmadas por el presidente Obama produce cierto nerviosismo y desconcierto en los beneficiarios de programas como DACA y TPS, debido al incierto futuro que enfrentan. Son cientos de miles de personas las que han recibido un permiso de trabajo y un número de seguro social al ampararse a esos programas de protección temporal. Pero ante las constantes declaraciones y acciones, dicho beneficio migratorio se está viendo afectado y peor aún, se teme que los datos de todos los beneficiados sean usados para deportarlos.
Mi primer consejo; dependiendo de cual sea su estatus actual es:
-Quien tenga una renovación pendiente de DACA o una solicitud pendiente en general, debe quedarse tranquilo y continuar con su trámite. Pero si no han presentado su renovación, lo mejor es hacerlo tan pronto le sea posible.
Sabemos que Donald Trump prometió, durante su campaña, eliminar las órdenes ejecutivas firmadas por el presidente Barack Obama, en el primer día de su gobierno, pero, ya ha transcurrido más de 2 años y al parecer ahora se encuentra menos convencido de eliminar DACA pero sí está eliminado el TPS.
De todos es sabido que los políticos prometen muchas cosas para captar los votos que les ayude a ganar, pero una vez en el cargo, ya sea por las circunstancias, por falta de voluntad o por cuestiones de competencia, dejan de cumplir algunas o varias de esas promesas.
Si bien es cierto que DACA así como el TPS son programas muy vulnerables en el gobierno de Trump, también es cierto que la nación tiene mayores prioridades por ser atendidas en una agenda presidencial por demás ocupada, sobre todo en la segunda mitad del mandato, ya que se comienza a planear la reelección.
Existe la posibilidad de que eventualmente Trump decida negociar con el Congreso la legalización con camino a la ciudadanía para los jóvenes amparados por DACA y los que aún no lo tienen pero que califiquen para ampararse a dicho programa, a cambio de los fondos para construir el muro fronterizo. Si llegan a un acuerdo o no, lo sabremos en los días por venir, pero por mientras, es muy importante que todo joven que califique para acogerse a DACA lo hagan tan pronto le sea posible y que los muchachos que ya están amparados no dejen de tramitar su renovación con el tiempo debido.
Organizaciones pro-inmigrantes temen lo que el gobierno de Trump pueda hacer, ya que tienen acceso a toda la información de estos jóvenes, así como sus direcciones. Ante esto, sería bueno considerar que la deportación masiva de todos los que alguna vez aplicaron para DACA ocasionaría un desastre humanitario -para los jóvenes y para sus familias- que pondrían a Estados Unidos bajo el escrutinio internacional, como ocurrió recién con los niños que fueron separados de sus padres para luego ser colocados en jaulas, por lo que pienso que tiene bajas posibilidades de ocurrir.
Además, la gran variedad de historias, testimonios y cobertura que esto generaría, convertiría a los jóvenes en víctimas que ganarán simpatía y apoyo, mientras que a Trump lo dejaría como un tirano que fácilmente ganaría la desaprobación y repudio de muchos, nada conveniente para sus aspiraciones reeleccionistas.
Como ya antes dije, nadie puede predecir lo que hará Trump en el corto o mediano plazo, por eso es mejor no entrar en pánico y procurar hacer cualquier trámite lo antes posible. Si desea recibir más información al respecto o cree que puede calificar para legalizar su estatus, llame al 801. 594-999 para programar su primera consulta GRATIS.