Soy Hispana Con Mucho Orgullo

Por: Clínica Médica Familiar

He sido bendecida con una “herencia” maravillosa que incluye cosas buenas…pero también malas. La genética que heredé de mis padres incluye también Diabetes. Es de esperarse que yo también desarrolle esta enfermedad.
En el tiempo que he trabajado como parte del equipo de Clínica Medica Familiar, me he dado cuenta que la Diabetes puede llegar a ser una enfermedad que puede desencadenar complicaciones graves. Mi madre falleció a sus 74 años, de una falla renal, no sin antes sufrir de problemas graves del corazón y perdida de su vista entre otras cosas. Pero me he dado cuenta también que con la prevención, un diagnóstico oportuno, un tratamiento adecuado, y la disposición del paciente de tomar control de su enfermedad se puede garantizar una convivencia “amigable” con esta enfermedad.
En mi caso, sabiendo que yo tengo esta predisposición, necesito esforzarme por llevar una vida más saludable, hacer ejercicio y cuidar lo que como. Como la mayoría de nosotros, me asusta pensar que tengo que dejar de disfrutar la comida con la que he crecido y que me encanta. Esos postres deliciosos. Crecí con la comida como centro de nuestras reuniones familiares. Ahora que formo parte de este equipo de Clínica Medica Familiar, me he dado cuenta de que no tengo que sacrificar lo que más me gusta. ¡Que puedo disfrutar de todo! Eso sí, debo ser más sabia y prudente. ¡No puedo comer pastel todos los días! Comprendí que mis tradiciones y costumbres no son las más saludables y que es necesario hacer pequeñas modificaciones en mi vida.
El peligro de la diabetes cuando no está controlada es que puede no dar síntomas…una persona con diabetes puede tenerla muy alta y no siente nada, por tanto ese aumento de glucosa en la sangre, el cambio brusco de ese nivel, puede afectar todos los órganos. No existe un órgano que esté exento del daño que puede producir, pero los más comunes son el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los pies que pueden terminar amputados, los riñones con daño permanente o insuficiencia renal, los ojos pueden terminar con ceguera y el corazón y los vasos sanguíneos pueden terminar con un infarto, son órganos vitales para la vida y para la calidad de vida.
Esos son los efectos a largo plazo, pero a corto plazo puede producir algo que se llama hipoglicemia severa, en donde al azúcar baja en forma brusca, o puede ser un coma diabético o sito acidosis donde aumenta en forma brusca por un tiempo importante, entonces puede haber daños a corto plazo como daños a largo plazo.
Ahora sé que esa misma herencia que recibí, también la transmitiré a mis hijos y tengo la responsabilidad de velar por el bienestar de ellos. En mi caso especifico, me hago estudios de laboratorio 2 veces al año y después paso consulta con mi proveedor de salud. Cada vez que escucho la buena noticia de que todos mis valores están dentro de rangos normales, me lleno de alegría puesto que eso quiere decir que ¡todavía no he desarrollado la enfermedad!
El mejor amigo de un diabético es su proveedor de salud puesto que los 2 en una sociedad tienen la meta de mantener controlada la enfermedad. Este tipo de paciente necesita hacerse exámenes de laboratorio cada 3 meses y consultar con su proveedor de salud para hacer los ajustes necesarios, tomar su medicina al pie de la letra, cuidar su alimentación y hacer ejercicios. Desafortunadamente la diabetes mal cuidada no viene sola: viene acompañada de otras enfermedades como la hipertensión y el colesterol alto. Así que yo decidí tomar control de mi salud, disfrutar mi vida sanamente y prolongar el día en que esta enfermedad aparezca en el horizonte.
¡Tú también puedes hacerlo! Si en tu familia hay historia de diabetes, si sufres de sobre peso, y si tu vida no es tan saludable cómo quisieras, ven a la Clínica Medica Familiar y hazte revisar. Este mes, cuando vengas a tu visita de rutina, recibirás un examen A1C completamente GRATIS! Un ahorro de $50.00. Este examen le dirá a tu proveedor de salud como han estado tus niveles de azúcar en los últimos 2 o 3 meses. Así que aunque estés ayunando para tus exámenes o te hayas portado bien el día anterior y no hayas comido de más, TUS números revelaran como está tu cuerpo metabolizando la comida que consumes y tu proveedor de salud puede hacer las recomendaciones necesarias.
¡Nos interesa tu bienestar, en la Clinica Medica Familiar!