Los Borrachos Son de Corazón Noble

Pareciera que el alcohol ennoblecen el corazón

Se dice que hubo alguna vez un vuelo que salió de la Ciudad de México rumbo a Panamá, llevaba 103 pasajeros a bordo, pero al cual dotaron de solamente 40 comidas. Eso se convirtió en un terrible drama al ser descubierto por la jefa de azafatas.

El avión ya había alcanzado la altura requerida y la luz de cinturones se había apagado cuando sobrecargo en jefe reúne a la tripulación para informarle del gran problema. Nadie sabía que hacer. Nadie excepto Dañelita, la más joven preciosa de las asistentes de vuelo, quien a pesar de su corta edad conocía bien los gustos de los pasajeros, por lo que le pidió a su jefa no preocuparse y que confiara en ella, que pondría en marcha una idea que dejaría felices a todos.

Mientras que la tripulación se encontraba toda nerviosa, Dañelita muy segura de su idea y con esa coquetería que la caracteriza tomó el altavoz para dar el siguiente aviso:
“No sabemos cómo sucedió, pero llevamos en este vuelo 103 pasajeros y nos han dotado solamente de 40 cenas, así que…” con una voz más sensualona agrega:
“Todo aquel que sea lo suficientemente gentil para ceder su comida a otra persona, recibirá a cambio bebidas y licores gratuitos e ilimitados durante el resto del vuelo.”

Dos horas más tarde, la azafata en jefe se dirige a los pasajeros, a través del altoparlante, con una preocupación que podía notarse en el tono de su voz:
-Si algún pasajero quiere cambiar de opinión, siéntase en la entera libertad de hacerlo, pues en cabina aún tenemos 40 comidas disponibles.-

Moraleja:
Tal parece que las bebidas alcohólicas ennoblecen el corazón de quienes las consumen