Los Exámenes Médicos…

¿Son Realmente Necesarios?

Muchas veces asistimos a nuestra cita médica con la esperanza de que el proveedor de salud nos diga que es lo que nos está haciendo sentir mal, nos dé una pastilla mágica para sentirnos bien, pronto y fin del problema; pero nos encontramos con que el doctor quiere que nos hagamos una prueba médica y que hagamos una nueva cita. ¿Es todo esto realmente necesario? ¿Por qué?
La respuesta es ¡Sí!
La mayoría de los exámenes que el proveedor de salud ordena son necesarios para ayudar a diagnosticar un problema médico o en algunos casos, es necesario para medir el progreso que el paciente está teniendo con el tratamiento prescrito. También se puede dar el caso de que la prueba médica que se ordene sea importante para no perjudicar más al paciente. Dependiendo de su edad, su historia médica, etc., algunas enfermedades pueden ser señales de problemas más serios.
Cuando el proveedor de salud está regido por condiciones o requisitos de una compañía de seguros por ejemplo, el proceso de aprobación puede ser complicado y tedioso. Por otra parte, cuando los honorarios del proveedor de salud son cubiertos por dichas compañías de seguro, algunos proveedores tienden a ordenar más pruebas puesto que entre más ordenen, más ganan.
Considerando todas las posibilidades, es importante desarrollar una relación de confianza con nuestro proveedor de salud puesto que él puede ahorrarnos gastos innecesarios. Además él conoce nuestro expediente para estar al tanto de situaciones peligrosas que puedan venir disfrazadas de otras enfermedades.
Considere hacer preguntas tales como: ¿Qué información va a reflejar esta prueba que me está ordenando? Si esa prueba ya fue ordena recientemente, recordarles al proveedor de salud y su equipo. Si la prueba no se realizó en el mismo consultorio, provea la información pertinente a su doctor para que él solicite la información del otro proveedor de salud.
Otra manera de ahorrar es aprovechando cualquier oportunidad que tenga de recibir pruebas exploratorias tales como: exámenes de glucosa, de colesterol, etc., de lugares que las ofrecen gratuitamente.
Algunas veces evitamos los centros comunitarios por el trato poco desagradable que recibimos, sin contar con todos los requisitos de calificación, verificación de ingresos, etc.
Muchos proveedores de salud como La Clínica Medica Familiar sirven a las comunidades que no gozan de beneficios tales como una cobertura de seguro médico; esto les obliga a practicar medicina con pocos recursos. Son cuidadosos y considerados. Ellos han creado una red de oficinas médicas que ofrecen descuentos; también le extienden descuentos por pagar por adelantado, (hasta el 50% en algunos casos). Estos proveedores de salud siempre están buscando maneras de acortar gastos considerando la situación económica de sus pacientes.
Además cuentan con personal dispuesto a abogar por los pacientes, ellos están constantemente buscando a otros proveedores para ayudar a los pacientes que necesiten intervenciones quirúrgicas costosas u otros estudios que bajo otras circunstancias sería muy caros.
Así que, póngase en contacto con sus amigos de Clínica Médica Familiar, ya que cada mes ofrecen un servicio gratuito o a bajo costo para cada miembro de la familia, ya sea mamá, papá o los pequeñitos. Si prefiere no tener que llamarlos todos los meses, hágase amigo de ellos en Facebook, y manténgase enterado de las actividades y promociones que Clínica Médica Familiar le ofrece.
Para más información llame GRATIS al (888)399-0930 o consulte el anuncio en la contraportada de esta revista.