Back To School

El Regreso a la Escuela

Por Martin Alcocer

Parece que fue ayer cuando hacíamos planes para mantener activos a nuestros hijos durante sus vacaciones de verano que estaban por iniciar, sin embargo, han pasado ya dos meses y el regreso a clases está a vuelta de la esquina.

Comprar las mochilas, los libros, cuadernos y demás útiles escolares así como la ropa y calzado es la prioridad para que nuestros hijos regresen a la escuela bien preparados, sin embargo, el mandarlos bien equipados y vestidos a clases no basta… Su salud y entusiasmo son fundamentales para asegurar el máximo aprovechamiento y rendimiento de sus hijos en la escuela. Es por ello que los proveedores de salud que tan gentilmente patrocinan esta publicación recomiendan lo siguiente:

- Advertisement -

La eficacia en el uso de las herramientas escolares, depende de la salud de aquellos que las usan. Dicho en otras palabras, no importa cuánto gastemos para preparar a nuestros pequeños con útiles escolares, lo que realmente importa es cuan “listos” estén ellos para aprender y utilizar lo que sea que compremos.

Expertos aseguran que el 80% de lo que aprendemos está relacionado con el buen estado de salud de la mente y del cuerpo, por lo que un examen médico completo es un recurso indispensable que los padres de familia pueden usar para darles a sus hijos la mejor oportunidad de tener éxito durante todo el año escolar. Las buenas notas no dependen de lo bonita o sofisticada que sea su mochila y lo que en ella hay, sino en el estado físico, mental y emocional del niño.

De acuerdo con los especialistas en cuidado de la salud, existen numerosas razones para poner el examen médico del estudiante como una prioridad en la lista de verificación del regreso a la escuela. Las siguientes son las tres primeras razones básicas:

1.- Ayuda a detectar signos de mala salud e identificar los primeros síntomas de una enfermedad, que no puede ser evidente en sus primeras etapas.

2.- Es una buena oportunidad para que el profesional de la salud a cargo, pueda rastrear o registrar el desarrollo y progreso del niño a través del tiempo y éste también pueda recibir las vacunas necesarias, debido a que los niños durante esta etapa son más susceptibles a las infecciones que pueden ser prevenidas a través de la vacunación. También ayuda a que los padres puedan recibir información y tratar temas relacionados con la nutrición, actividad física, aspectos del sueño y condiciones relacionadas a la salud mental y emocional de su hijo.

3.- Deficiencias Auditivas y Visuales: El niño no sabe lo que es no tener buen alcance auditivo o buena vista si nunca la ha tenido. La salud del oído y de la vista tiene una función muy importante en el crecimiento académico y es común que los problemas relacionados a la audición o visión se confundan con una discapacidad del aprendizaje. Los problemas auditivos y de la vista pueden ser detectados durante el examen físico al escolar, ya que forma parte de éste. Pero si no son detectados a tiempo pueden afectar negativamente el desarrollo del aprendizaje en el escolar y contribuir a que los estudiantes se frustren, tengan malas calificaciones y posteriormente problemas de comportamiento.

Los exámenes médicos de regreso a clases son de vital importancia para el desarrollo integral del escolar y por medio de ellos se optimizan las condiciones físicas y mentales que necesita el estudiante para poder tener éxito en el ámbito social y académico. (Consejo profesional de Clínica Médica Familiar).
Por su parte los profesionales en salud dental, cuyo anuncio aparece en esta publicación, aconsejan a los padres que motiven a sus hijos a consumir meriendas más saludables. Recordándoles que según la Asociación Dental Americana y la Academia Americana de Pediatría, los niños están consumiendo cantidades cada vez mayores de bebidas gaseosas que podrían aumentar el riesgo de padecer obesidad y enfermedades dentales.

Les recomiendan que motiven a sus niños a consumir bebidas nutritivas en la escuela y en el hogar, pues según estudios recientes aseguran que los niños entre 6 y 19 años ingieren considerablemente más onzas de refresco por día que leche o jugo. Los adolescentes están ingiriendo dos veces más refrescos que leche y un tercio de los adolescentes masculinos beben por lo menos tres latas al día.

El consumo de leche, la fuente principal de calcio en la dieta americana típica, disminuye a medida que las bebidas gaseosas se convierten en la opción predilecta de los niños. “Las bebidas azucaradas son la fuente principal de azúcar agregada a la dieta diaria de los niños,” reportó Renee Jenkins, Doctor en Medicina y vicepresidente de la AAP. “Cada 12-onzas de una bebida carbonatada y azucarada contiene el equivalente de 10 cucharadas de azúcar. Los padres no sólo deben desalentar a sus niños de ingerir bebidas gaseosas, sino que pueden dar un buen ejemplo al ingerir bebidas más saludables.” Por muchos años, los odontólogos han reconocido que la buena nutrición se asocia directamente con la buena salud bucal.

Explica la Dra. Harms que “Cuando los dientes están en contacto frecuente con las bebidas azucaradas y otras sustancias con azúcar, el riesgo de desarrollar caries dental, que es la enfermedad más común de la niñez, aumenta al igual que el potencial de presentar erosión del esmalte de los dientes”. Los niños y los adolescentes son más susceptibles a tener caries dental porque el esmalte de sus diente no se ha desarrollado completamente.

Los pediatras y los dentistas recomiendan que los niños elijan consumir bebidas que hidraten y contribuyan a la buena nutrición, tales como el jugo (zumo) de frutas sin endulzantes, la leche descremada baja en grasa o sin grasa, el jugo de los vegetales y el agua natural. Para promover la buena salud, se motiva a los padres a que los exámenes bucales se conviertan en una rutina regular, incluyendo una evaluación completa antes de iniciar el nuevo año escolar.

En resumen, que este año el regreso a la escuela tenga una escala en el consultorio dental y otra en el consultorio médico, para que sus niños sean evaluados y tratados, para reiniciar bien preparados su nuevo año escolar.