La Rana y Sus 3 Deseos

Picardía Femenina

Había una vez una mujer que se encontraba caminando por un parque, cuando de repente, vio a una rana presa en una jaula.
Al acercarse, la rana le dijo:
-Si me liberas, te cumpliré tres deseos.-
La mujer, obviamente la liberó. Y cuando la rana se vio libre, procedió a cumplir su promesa, haciéndole a la mujer la siguiente advertencia:
-Todo aquello que me pidas se le dará a tu esposo aumentado 10 veces, ¿no te importa?-
“Nnnn, está bien.” Contesto la mujer.
-Bien, ¿Cuál es tu primer deseo?-
“Quiero ser la mujer más bella de todo el mundo”.
-Pero, ¿estas consciente de que tu esposo será 10 veces más bello: el hombre más guapo del mundo, un Adonis que todas querrán?-
“Si, pero siendo yo la mujer más bella del mundo solo tendrá ojos para mi” Y la rana aceptó. ¡Zas! Ella era la mujer más bella del mundo.
“Mi segundo deseo es ser la mujer más rica del mundo”.
-Pero tu esposo será 10 veces más rico que tú, ¿no te importa?-
“No, porque todo lo mío es suyo y lo suyo es mío, así que estaremos iguales”.
La rana entonces procedió y ¡Zas! Era la mujer más rica del mundo.
“Y ¿Cuál es tu tercer deseo?”
Después de cinco largos segundos de meditación la mujer exclamó:
“Deseo tener un leve ataque cardiaco”.

Nota:
La inteligencia y sagacidad de la mujer, ¡No tiene límites! Por lo que es mejor tenerlas como amigas y no como enemigas..
¡Recuerda no te metas con ellas!