Independencia de México

Mexican Independence Day

La Independencia de México fue un proceso político y social que se desarrolló a lo largo de once años. Inició el 16 de septiembre de 1810 y finalizó el 27 de septiembre 1821 al liberar a México, anteriormente Virreinato de la Nueva España, del dominio español.

El proceso de independencia mexicano inició con el Grito de Dolores, llamado que hizo el sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla a sus feligreses para que se rebelaran en contra del Virreinato de Nueva España, y finalizó con la firma de los Tratados de Córdoba, documento en el cual se reconocía a México como una nación independiente.

México estuvo bajo el dominio de la corona española por cerca de 300 años, tiempo durante el cual se seguían sus leyes y se llevó a cabo un proceso de dominio, explotación y aculturación de los pueblos indígenas.

Asimismo, existieron y se delimitaron diferentes estratos sociales según el poder político, económico y cultural que poseían las personas.

La corona española privilegiaba y asignaba mayores beneficios a los aristócratas españoles que vivían en Nueva España, esta situación fue generando un gran descontento entre la burguesía criolla, hijos de españoles nacidos en Nueva España, y lentamente fue propiciando un sentido de lucha por la independencia.

Los cargos públicos, la distribución y posesión de tierras, las concesiones para la explotación minera, entre otras cosas, también eran otorgadas a los españoles antes que a los criollos. Es decir, la distribución y control de la riqueza la tenían los aristócratas españoles, mientras que los criollos, mestizos e indígenas, eran los más desprotegidos, explotados y desfavorecidos.

Otro antecedente de gran importancia fue la invasión que sufrió España por parte del ejército francés, dirigido por el emperador Napoleón Bonaparte en 1808.

Esta invasión provocó una gran inestabilidad política, incluso en Nueva España. Tanto el rey Carlos IV como el rey Fernando VII abdicaron a la corona a favor de Napoleón Bonaparte, quien asignó como rey de España a su hermano José Bonaparte, quien mantuvo el poder entre los años 1808 y 1813.

Esta situación generó mayor descontento entre los habitantes de Nueva España y sirvió de impulso para iniciar los primeros movimientos de insurgencia que se realizaron y fueron frustrados en el año 1808, tras el intento de realizar un golpe de Estado.

No obstante, en otras poblaciones también se organizaron grupos que querían luchar por la independencia. En 1810 el cura Miguel Hidalgo y Costilla convocó a los habitantes de Dolores a rebelarse y a que lucharan por su independencia tras un llamado conocido como Grito de Dolores.

A pesar de que México conmemora el día de su independencia, el 16 de septiembre, debemos estar conscientes de que, en verdad, esa es la fecha de inicio del movimiento armado, ya que su consumación y la fecha en que nace como nación libre e independiente es el 24 de agosto de 1821.

Si tomamos en cuenta que la mayoría de los países festejan su independencia en el día en que se firmó, se aprobó y/o se hizo pública la proclama, entonces México debería festejar su independencia el 24 de agosto en lugar del 16 de septiembre y en lugar de tomar como referente el año 1810 deberían ser el de 1821, que fue cuando concluyó la guerra de independencia mexicana y cuando se consuma su independencia tras la firma del Tratado de Córdoba, el cual daba la independencia a México y decía que criollos y peninsulares tenían los mismo derechos. Poco más tarde se firmó el acta de independencia de México, convirtiéndose en el Primer Imperio Mexicano, pero eso nos tocará abordarlo en otra ocasión, por ahora… ¡Viva México!

Con información del texto “Independencia de México” de la Licenciada en Letras Adriana Morales.