Respecto a la Normativa de Carga Pública

Por Sean Carpenter, Abogado de Wilner & O´Reilly

La nueva normativa ha sido considerada como un ataque a los inmigrantes con papeles en regla, el primero a gran escala del gobierno de Trump desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017.

A quienes afecta
A los inmigrantes legales que utilicen ayudas públicas correrán el riesgo de enfrentar juicios de deportación en caso de que soliciten un cambio de estatus, por ejemplo convertirse en residentes permanentes (que soliciten una green card o tarjeta verde) o a los que pidan la extensión del tiempo de estadía después de ingresar con una visa a Estados Unidos.
La amenaza está incluida en la nueva regla de carga pública anunciada a principios de agosto por Ken Cuccinelli, director interino de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).

Antecedentes
El reglamento fue publicado por primera vez en octubre del año pasado en el registro federal para permitir, durante un periodo de 60 días, recibir comentario público. Pero debido a cambios y agregados en los meses siguientes, la regla final ha vuelto a ser publicada con un segundo periodo de comentarios de 60 días, al término de los cuales entrará en vigor, a mediados de octubre aproximadamente.

Cómo funciona
La norma establece un nuevo protocolo para determinar a quienes le aprobará o no un trámite de ajuste de estatus, como la residencia legal permanente, y una extensión de visa, y para ello tendrá en cuenta si existe o no la amenaza de que en cualquier momento se convierta en una carga pública.
También otorga más poder a los agentes de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) para decidir la prórroga de una estadía y, en caso de una respuesta negativa, enviar la Notificación de Comparecencia para que el solicitante se presente ante una corte de inmigración donde deberá batallar para no ser deportado de Estados Unidos.
Esta regla final incluye un requisito: que los extranjeros que buscan una extensión de la estadía o un cambio de estatus demuestren que no lo han recibieron beneficios públicos desde que obtuvieron el estado de no inmigrante que buscan extender o cambiar.

A quienes NO afecta
En cuanto a las solicitudes de visa o cambio de estatus presentadas antes de la publicación de la nueva regla, el gobierno dijo que “no se verán afectadas, solamente aquellas que sean recibidas a los 60 días después de su publicación”, es decir en el momento en que la regla entre en vigor.

Ni ciudadanos ni asilados
La regla final tampoco establece ninguna penalidad para los ciudadanos estadounidenses que, en el pasado, el presente o en el futuro han o vayan a tramitar beneficios públicos. Incluso si el ciudadano estadounidense está relacionado con un extranjero sujeto a la carga pública de inadmisibilidad.
Tampoco afectará a extranjeros de quienes el Congreso ha eximido de ser carga pública, indica la regla final. En esta lista se incluyen asilados, refugiados u otras poblaciones vulnerables, quienes quedan exentas de esta regla final, indica la norma.

Mi recomendación
Que a partir de ahora y antes de iniciar un trámite de cambio de estatus o una extensión de visa, los inmigrantes legales que tengan duda deben buscar el consejo legal de un abogado de inmigración para evitar problemas y que les nieguen el trámite.

En las oficinas de Wilner & O’Reilly contamos con años de experiencia dedicados a la ley de inmigración. En nuestro despacho hay abogados que antes fueron funcionarios de inmigración y ahora son especialistas certificados por la junta de inmigración, por eso ofrecemos una amplia experiencia y conocimiento para ayudarle incluso con los casos de inmigración más complicados.
Llame ahora para solicitar una consulta gratuita 801. 594-9999.