De Tal Palo Tal Astilla

¡Güev-On, muestra tus habilidades!

Se dice que un día se reúnen en una cabaña de Villa del Carbón 4 distinguidos profesionales, más uno. Los cinco habían sido muy buenos amigos y asistieron a la misma escuela desde el kínder hasta la preparatoria. Su afición por diferentes temas, las novias/esposas y sus carreras tan distintas que tuvieron que seguir, los distanciaron un poco.

10 años después de estar, cada uno, ejerciendo su profesión con mucho éxito deciden reunirse en lo que fuera el campo de muchas batallas, durante sus fines de semana de estudiantes. Cada uno llega acompañado de su perro y orgullosos, hablan maravillas de sus mascotas, pero, al ver la incredulidad en los otros, deciden demostrar con hechos, las habilidades que estos poseen. Así se desata la siguiente competencia:

El ingeniero ordenó a su perro:
¡Escalímetro, muestra tus habilidades!
El perro agarró un martillo, unas tablas y se armó él solo una perrera. Todos admitieron que era increíble.

- Advertisement -

El contador dijo que su perro podía hacer algo mejor:
¡Cash Flow, muestra tus habilidades!
El perro fue a la cocina, volvió con 24 galletas y las dividió en 8 pilas de 3 galletitas cada una. Todos admitieron que era genial.

El químico dijo que su perro podía hacer algo aún mejor:
¡Óxido, muestra tus habilidades!
Óxido caminó hasta el refrigerador, tomó un litro de leche, peló un banano, usó la licuadora y se hizo un batido.
Todos aceptaron que era impresionante.

El informático sabía que podía ganarles a todos:
¡Megabyte, haz lo tuyo!
Megabyte atravesó el cuarto, encendió la computadora, la escaneo por si tenía virus, mejoró el sistema operativo, mandó un e-mail e instaló un juego excelente. Todos sabían que esto era muy difícil de superar.

Entonces miraron de reojo al diputado y le dijeron:
Veamos Dipu-Tranzas que sabe hacer tu perro, ¿superará lo antes visto?

El político llamó a su perro y dijo:
¡Güev-On, muestra tus habilidades!
Güev-On se paró de un salto, se comió las galletas, se tomó el batido, borró todos los archivos de la computadora, armó pelea con los otros cuatro perros, se robó la perrera y alegó inmunidad, porque tenía fuero…
¡¡¡Insuperable!!!