El Rucómetro

Ya no vas a bailar porque te molesta el ruido

Señales infalibles que te indican cuando ya has ingresado al grupo de la momísa, de los cascabeles, de los betabeles de los rucáilos:

-No sales un fin de semana, y no es por no tener con quien salir, sino porque estás cansado.
-Ya no vas a bailar porque te molesta el ruido.
-En una boda, bailas emocionado una canción que no te gustaba, sólo porque es “de las viejas épocas”.
-Al juntarte con tus amigos discutes el como han cambiado los(as) niños(as).
-Regresas temprano a tu casa porque tienes un día difícil mañana.
-Te das cuenta de que alguno(s) de tus ex-novios(as) está disponible, porque ¡ya enviudó!
-Te das cuenta de que tus papás no estaban tan mal en su forma de ver la cosas.
-Ya no presumes las desveladas, prefieres no comentarlas.
-Empiezas a preferir Whisky y Coñac (ya lo puedes pagar) pues el ron y las chelas te producen una cruda espantosa.
-Tienes la curiosidad de ver el año de uno de tus discos favoritos y te das cuenta que salió hace 30 años (y recuerdas que tú lo compraste recién salido).
-Cuando vas a los tacos con tus amigos y solamente ordenas 3 tacos y los acompañas con un antiácido.
-Cuando empiezas a considerar el golf como un deporte de alto desempeño.
-Cuando no ves a tus amigos en toda la semana por trabajo y decides que el fin de semana no los verás porque vas a descansar.
-Cuando lees las etiquetas para saber lo que contienen los productos antes de comerlos.
-Cuando ya no te espantan las canas. (Si es que todavía tienes pelo).
-Cuando notas que tu actriz/actor favorita/o ya tiene el papel de mamá, o de papá.
-Cuando asistes a un evento y sientes que los que te rodean podrían ser tus hijos.
-Cuando toda la música que te gusta sale a la venta en un paquete de colección en los anuncios de la TV.
-Cuando sientes que lo que está de moda no es más que algo ridículo y pasajero.
-Cuando manejas con las dos manos en el volante y prefieres el automático.
-Cuando apagas las luces que no estás usando para disminuir el consumo de electricidad.
-Cuando compras una prenda de vestir porque te gusta y no porque está de moda.
-Cuando tu nuevo dentista es menor que tú.
-Cuando preguntas por tu loción favorita y te dicen que ya la descontinuaron.
-Cuando los empleados del banco te parecen puros niños.
-Cuando solamente usas pantalones de mezclilla los fines de semana.
-Cuando no te animas a compartir esto con nadie más, para evitar que se burlen de ti.