Aromas y Sabores de Cuaresma

Cocinar la exquisita comida de nuestros pueblos y compartirla...

La venta de ingredientes para preparar la comida típica de esta temporada ya ha comenzado desde la semana pasada, en los diferentes establecimientos del estado.

Con la imposición de ceniza el miércoles pasado, dio inicio la Cuaresma 2020 y fueron miles las personas que acudieron, durante todo el día, a las diferentes iglesias Católicas del Valle Salado. Todos ellos llegaron con mucha devoción para que les impusieran en la frente la Cruz de Ceniza. Un rito antiguo con el cual las personas reconocen sus pecados frente a Dios.

Desde el primer día del mes de febrero las principales cadenas de comida rápida empezaron a ofrecer los sándwiches de pescado y la cadena Del Taco, que es propiedad de una familia católica, ofrece exquisitos tacos de pescado y tacos de camarón al estilo Ensenada.

Por su parte los supermercados y las tiendas de productos latinoamericanos también han surtido sus locales con todos los ingredientes necesarios para preparar las sopas, los guisos y postres típicos de cuaresma. Productos del mar, legumbres, vegetales, lácteos y condimentos son los que ocupan los lugares más prominentes de sus exhibidores.

Algunos de los platillos más tradicionales de Cuaresma, en México, son las lentejas, las habas, el caldo de pescado, nopales en ensalada o guisados con mole y tortitas de camarón, los chiles rellenos de queso, de atún o de camarones, el pan de cazón, las enfrijoladas, las enchiladas de queso, así como la capirotada y las torrejas, que son los postre de esta temporada.

La Cuaresma es un tiempo litúrgico durante el cual los católicos se preparan para la Semana Santa y la Pascua.

Durante la Cuaresma se acostumbra abstenerse de comer carne roja y realizar ayunos; la razón, honrar la penitencia de Jesús, que pasó 40 días en el desierto en ayuno.

Así, la gastronomía tradicional durante el período de la Cuaresma incluye apetitosos guisos, desde los más sencillos pero muy sabrosos a base de legumbres hasta los más suculentos que incluyen pescados y mariscos.

Un ejemplo de ellos es el Sancocho. El Sancocho es un plato típico de muchos lugares de Latinoamérica. Dependiendo de la región es más habitual hacerlo con pollo, res o pescado. Pero todos los sancochos, lleven el ingrediente principal que sea, tienen en común que el plato es una sopa espesada con papas o yuca licuada.

El Sancocho de Pescado es popular en países como Venezuela, Ecuador y Colombia. Y el sancocho de pescado colombiano es típico en ambas zonas costeras, tanto en el Caribe como en el Pacífico Colombiano. Es por eso que es habitual verlo en ciudades como Cartagena o Barranquilla, pero también en Buenaventura o en Cali, donde además es muy popular el Sancocho de Gallina, aunque para la temporada de cuaresma y especialmente en Semana Santa, el Sancocho de Pescado es uno de los platos más típicos de Colombia.

Venezuela cuenta también con varios platillos típicos de Cuaresma, pero, el que llama mucho mi atención es el Pastel de Chucho. Éste es un platillo exquisito, rico en texturas y sabores contrastantes, ya que combina dulce con salado. Este tradicional platillo es preparado con plátano maduro, un poco de melao de papelón, pescado desmenuzado (de una especie local llamada chucho) y queso rallado.

De entre lo más popular de los platillos típicos peruanos, predilectos en Semana Santa, destaca el Chupe de Pescado, también llamado “chupe de viernes”. Esta comida es consumida bastante en Arequipa durante estas fechas.

El Chupe de Pescado lleva trozos de pescado y varios ingredientes como zapallo, papa amarilla, habas, arvejas, huevos, choclo, leche, arroz blanco cocido, queso fresco, cebolla, caldo de pescado, huacatay, ají, comino, orégano, ajo, sal y pimienta al gusto.

Los Tamales Pisques son un antojito salvadoreño muy popular durante la cuaresma, aunque también son preparados y consumidos en Honduras. Los Tamales Pisques se preparan con masa de maíz sazonada, van rellenos con frijoles refritos y luego, esta combinación se envuelve cuidadosamente en hojas de plátano. Los tamales se cuecen al vapor y son una delicia tanto si se comen solos o con una salsa criolla, pero si se consumen acompañados de una buena ración de chilate casi se alcanza la gloria.

Existen una gran cantidad de platillos tradicionales de cuaresma en cada país y en tiendas hispana como La Pequeñita y La Estrellita del Sur, entre otras tantas, se consiguen los ingredientes para prepararlos en casa. Cocinar la exquisita comida de nuestros pueblos y compartirla con nuestros hijos, nietos y amigos es la mejor manera de promover nuestras tradiciones y mantener vivas vuestras raíces.