¿Qué Sabe Usted de la Salud Mental?

¿Cuándo se necesita una evaluación o tratamiento?

La Salud Mental es un tema complejo que abarca una gran variedad de actividades que se relacionan directa o indirectamente y que, de acuerdo a la definición de la Organización Mundial de la Salud, la Salud Mental; “es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Expertos en el tema aseguran que, para ayudar a la persona a conseguir una buena Salud Mental, se debe trabajar en procurarle bienestar, manteniéndola alejada de todo aquello que le altere o que le provoque trastornos mentales y, ofrecerle el tratamiento y la rehabilitación adecuada, según su condición o grado de afectación.

¿Cuál es la diferencia entre la salud mental normal y los trastornos mentales?
En algunos casos, la respuesta es clara. Sin embargo, en muchos otros, distinguirlo no es tan sencillo. Por ejemplo, si tienes miedo de dar un discurso en público, ¿significa que tienes un trastorno de salud mental o un caso de nervios lógicos? ¿En qué punto la timidez se convierte en un caso de fobia social?

A continuación ofrecemos algunas pautas para entender cómo se identifican las afecciones de salud mental.

¿Qué es la salud mental?
La salud mental es el bienestar general de la manera en que piensas, regulas tus sentimientos y te comportas. A veces, las personas experimentan una importante perturbación en este funcionamiento mental. Puede haber un trastorno mental cuando los patrones o cambios en el pensamiento, los sentimientos o el comportamiento causan angustia o alteran la capacidad de funcionamiento de una persona. Un trastorno de salud mental puede afectar la capacidad del individuo para realizar las siguientes actividades:

-Mantener relaciones personales o familiares
-Funcionar en entornos sociales
-Desempeñarse en el trabajo o en la escuela
-Aprender a un nivel acorde a su edad e inteligencia
-Participar en otras actividades importantes.

Las normas culturales y las expectativas sociales también desempeñan un papel en la definición de los trastornos de salud mental. No existe una medida estándar, en todas las culturas, para determinar si un comportamiento es normal, ni cuándo se vuelve perturbador. Lo que puede ser normal en una sociedad puede ser motivo de preocupación en otra.

¿Cómo se definen los trastornos de salud mental?
Estudiosos de la materia aseguran que hay varios cientos de afecciones de salud mental, entre las más comunes o conocidas destacan la ansiedad, la depresión, los trastornos alimenticios, el trastorno de estrés postraumático y la esquizofrenia.

Diagnosticando los trastornos
Un psiquiatra, psicólogo, asistente social clínico u otro profesional de la salud mental puede hacer un diagnóstico de una afección de salud mental. Tu médico de atención primaria también puede participar en una evaluación diagnóstica o remitirte a un especialista en salud mental.

¿Cuándo se necesita una evaluación o tratamiento?
Cada afección de salud mental tiene sus propios signos y síntomas. Pero, en general, puede ser necesaria la ayuda profesional si una persona tiene:
-Cambios en la alimentación y en los horarios de sueño
-Incapacidad para afrontar los problemas o las actividades de la vida diaria
-Sensación de desconexión o retiro de las actividades normales
-Pensamientos inusuales o “mágicos”
-Ansiedad excesiva
-Tristeza, depresión o apatía prolongadas
-Pensamientos o declaraciones sobre suicidio o daño a otros
-Abuso de sustancias
-Cambios extremos de humor
-Ira excesiva, hostilidad o comportamiento violento.

Muchas personas que tienen trastornos de salud mental consideran que sus signos y síntomas son parte normal de la vida o evitan el tratamiento por vergüenza o miedo. Si te preocupa tu salud mental, no dudes en pedir consejo.

Consulta a tu médico de atención primaria o pide una cita con un psicólogo, psiquiatra u otro profesional de la salud mental. Puede ser importante para ti encontrar un profesional que esté familiarizado con tu cultura o que demuestre una comprensión del contexto cultural y social que sea relevante para tus experiencias e historias de vida.

Con el apoyo apropiado, puedes identificar afecciones de salud mental y recibir tratamiento apropiado, como medicamentos o asesoría.

Los patrones de pensamientos, sentimientos y comportamientos pueden ser indicadores para buscar ayuda para ti mismo o para un ser querido.

En fechas recientes el Gobierno del Estado, preocupado por el incremento de casos de personas con alteraciones de salud mental, decidió abrir una línea de ayuda y un sitio web para brindar la más completa información de lo que se debe hacer en casos de crisis y a donde acudir para recibir atención, orientación y tratamiento. El número a llamar es: 1-800-273-8255 y la página: www.liveonutah.org

Además, existe una organización que ha venido haciendo equipo con el Consulado de México en Salt Lake City, con la Universidad de Utah, con el Distrito escolar de Salt Lake City, -entre otras tantas instituciones- para atender a la comunidad de habla hispana, su nombre es: Latino Behavioral Health Services y, según consta en su sitio web, es una organización comunitaria sin fines de lucro que fue creada para facilitar el acceso a los servicios de salud mental entre la población latina que no estaba siendo atendida en el estado de Utah.

En el mismo sitio declaran que uno de sus objetivos primordiales es mejorar la concientización sobre la salud mental y el bienestar de las personas con enfermedades mentales, de sus cuidadores y de sus seres queridos, ofreciéndoles el apoyo, la educación, el empoderamiento, facilitándoles recursos y servicios de manera oportuna, siempre comprendiendo las características culturales, socioeconómicas y lingüísticas.

Latino Behavioral Health Services cuenta con una página web belingüe: www.latinobehavioral.org/es los números a los que puede llamar para solicitar información son: (801) 935-4447 o (385) 495-2188 y la dirección de correo electrónico es la siguiente: contact.lbhs@gmail.com