¡Ah Pa´Esposita!

...don Chepe le pregunta a su Chabuelita:

Érase una vez una mujer que, preocupada por la salud de su marido le programa una cita y lo acompaña a la consulta con su médico de cabecera. Después del chequeo habitual, el médico llama a la mujer para hablar a solas con ella en su despacho. Mientras el marido espera pacientemente en el área de recepción, el galeno le explica a la casi viuda la gravedad del problema y las recomendaciones para que el moribundo cónyuge recupere su salud:

-Doña Chabela, me apena informarle que su marido se encuentra al borde de la muerte. Además de su padecimiento crónico ahora carga un estrés terrible que lo está metiendo en una profunda depresión. Si no hace usted lo que le voy a pedir, don Chepe irremediablemente morirá en unos pocos días.

Mire, cada mañana, prepárele un desayuno saludable. Sea amable y asegúrese de que esté siempre de buen humor. Prepárele algo rico para comer, que le alimente bien y que pueda llevar al trabajo. Cuando regrese a casa debe esperarlo con una cena especial.

No lo agobie con tareas, porque podría aumentarle el estrés. No hable de sus problemas ni discuta con él, sólo agravará su estrés. Intente que se relaje por las noches, utilizando ropa interior “sexy” y dándole algunos masajes, en esas partes del cuerpo donde tiende a acumularse más el estrés. Y lo más importante, haga el amor con él varias veces a la semana. Si puede hacer esto durante los próximos 10 o 12 meses, creo que su marido recuperará su salud completamente.-

La mujer escuchó atenta y sin chistar una sola palabra, mientras el doctor la aleccionaba para fungir como la enfermera particular de su carcamán marido. Una vez que se hallaban de camino a casa, don Chepe le pregunta a su Chabuelita:

-¿Qué te dijo el Dr. Gómez?
“¡Que te vas a morir!”