¡Feliz Día del Padre!

“¿Qué es un verdadero Papá?..."

La festividad por el Día del Padre se celebra en la mayoría de los países del mundo, teniendo en algunos de ellos una fecha fija pero en el resto, que son la gran mayoría, El Día del Padre se conmemora en días distintos.
Así, mientras que en naciones como España e Italia se festeja el 19 de marzo (por San José, padre de Jesús), debido a la tradición cristiana, en muchos otros países se conmemora el tercer domingo de junio, por influencia de Estados Unidos.
De hecho, en un artículo que publicamos el año pasado, por estas fechas, les narramos la historia de una mujer que en 1910 quiso homenajear a su progenitor por haberla criado a ella y a sus cinco hermanos, solo, como padre soltero. Su nombre, Sonora Smart, su iniciativa para festejar a los papás fue ganando adeptos con los años hasta que quedó institucionalizada en 1966 por la mano del presidente Lyndon B. Johnson, y desde este país se extendió a gran parte del mundo.

Hoy en día estas son las fechas en las que se celebra el Día del Padre partió, en los países latinos:
19 de marzo: España, Bolivia, Honduras, Italia, Portugal.
17 de junio: El Salvador, Guatemala.
Tercer domingo de junio: Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, México, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Venezuela, Antigua y Barbuda, Belice, Canadá, Filipinas, Francia, Grecia, Guyana, Jamaica, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago.
23 de junio: Nicaragua.
12 de julio: Uruguay.
26 de julio: República Dominicana.
9 de agosto: Brasil.

En ocasión del Día del Padre a continuación les comparto un pensamiento que nos envió un lector que reside en el valle de Salt Lake. No nos especifica si es de su autoría o es algo que encontró en el ciberespacio pero va muy bien con la fecha que estamos a punto de celebrar y queremos dedicarla a todos esos hombres valiente que asumen su paternidad con todas sus implicaciones.

“¿Qué es un verdadero Papá?
Un papá, lo que se llama papá, es una combinación extraña de razón y sentimiento.
Es aquel que sabe orientar y exigir, pero al mismo tiempo sabe amar.
Es aquel que al minuto de haber regañado con severidad, sonríe y guiña el ojo con ternura.
Es el que sabe decir no cuando es lo justo y sabe decir sí, cuando es lo conveniente.
Un papá zapatea duro cuando cumple su deber y anda de puntillas en la noche cobijando piecitos y cuerpecitos fríos.
Un buen papá es el que después, de una dura jornada de trabajo al llegar a casa, abraza a sus hijos y se vuelve un niño jugando con ellos.
Un papá es aquel hombre que genera vida, que acompaña y da seguridad ofreciendo una mano firme.
Un papá es un higo que parece duro y espinoso por fuera pero es puro y dulce en su interior.
Un papá es un director de orquesta, es el constructor de un nido, es el maestro de la escuela de la vida.
Un papá es ante todo un hombre con corazón, que sabe señalar el horizonte con optimismo y confianza.
Un papá, un verdadero papá, tiene mucho de mamá, aunque tenga fortaleza de varón inquebrantable.
Un papá es un refugio seguro para el hijo que llora y sufre, es aquel que sabe escuchar y alentar a los hijos en las derrotas de la vida.
A los papás se les dedica un día al año para honrarlos, pero ellos dan todos los días para los suyos.
Son generosos por naturaleza, por voluntad y por amor, además, un papá nunca muere, simplemente se esfuma para continuar mandando en su recuerdo con sus enseñanzas. Los papás, son arriesgados, decididos, comprometidos y tenaces.
La vida de los hijos transcurre felizmente a la sombra de un buen papá, como el amigo y confidente que refleja la ternura, la bondad y el amor de Dios.
Gracias papá.”

Marcos Báez S.