Felices Fiestas Patrias

Las historias de nuestros países no están aisladas sino que...

Lo que ahora llamamos América Latina eran colonias españolas, portuguesas y francesas. La riqueza de sus tierras (oro, plata, alimentos y especias) había sido saqueada por los europeos por casi 300 años. Y los habitantes de este continente se empezaron a cansar… Los primeros en decir “¡basta!” fueron los habitantes de Haití: la colonia más rica del imperio francés.

Tras sangrientas batallas, Haití se independizó en 1795. Es la única de las independencias de América que fue iniciada y consumada por los más oprimidos.

En la América conquistada por los españoles, aunque también había explotación, las cosas sucedieron de un modo diferente. La mayor parte del continente inició sus luchas independentistas alrededor de 1810.

- Advertisement -

¿Cómo ocurrió?
Hubo varias causas. Para empezar, en prácticamente todas las colonias sólo los españoles nacidos en Europa podían ocupar cargos importantes. Los hijos de españoles, pero nacidos en América (llamados criollos) estaban muy insatisfechos por esa discriminación.

En segundo lugar, aunque los franceses andaban por el mundo explotando gente, varios de ellos eran filósofos que pertenecían a un gran movimiento llamado “La Ilustración”.

La filosofía del movimiento francés era: “ Creemos que el conocimiento humano puede combatir la tiranía para construir un mundo mejor y sus metas eran conseguir para todos la ¡Libertad, Igualdad y Fraternidad!

Las ideas de estos filósofos eran muy populares entre los criollos. Y a partir de la independencia de Estados Unidos, los deseos de ser autónomos parecían realizables.

El hecho que detonó los ánimos independentistas fue obra de otro francés famoso, éste con acento italiano: Napoleón Bonaparte, que andaba conquistando media Europa y que derrocó al Rey de España, Fernando VII, para poner a su hermano en el trono en 1808.

Si los criollos estaban descontentos con el rey español, cuando les impusieron a un rey francés les hizo menos gracia, por eso surgió la rebeldía y la desobediencia. Así, en 1810, surgieron movimientos insurgentes en tres regiones de América.

En el Virreinato de la Nueva España, Miguel Hidalgo, Morelos y Allende iniciaron la revuelta.

Al sur estaba el Virreinato de Nueva Granada. El principal dirigente de la insurgencia fue Simón Bolívar.

Más al sur se encontraban el Virreinato de río de la Plata, el de Perú y el reino de Chile. Ahí, Bernardo O’Higgins y José de San Martín fueron los líderes más destacados.

Después de diez años de pelea, entre 1821 y 1822, los países se independizaron de la corona española.

Junto con México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica formaban parte de la Nueva España. Se independizan juntos, pero, un par de años después los países de Centroamérica se separaron de México. Chiapas también fue un país independiente por un rato, pero luego se adhirió a México otra vez.

Al independizarse Nueva Granada se creó un país enorme llamado La Gran Colombia, que era parte del sueño de Bolívar, que toda América Latina formara una gran nación. De ahí surgieron Colombia, Ecuador, Panamá y Venezuela. De hecho también República Dominicana, que se acababa de separar de Haití, quiso unirse, pero Haití seguía peleando y no los dejaron. Dominicana tuvo que esperar hasta 1844 para declararse independiente.

Puerto Rico también quiso formar parte de la Gran Colombia, pero Estados Unidos tomó posesión de la isla gracias a un tratado con España. En la actualidad los puertorriqueños aún debaten si quieren ser un estado de Estados Unidos, un país independiente o seguir siendo un estado asociado, como hasta ahora.

El Virreinato del Río de la Plata se dividió en Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia. Después de su independencia, Uruguay fue invadido por Portugal a través de Brasil, pero pronto pudo independizarse otra vez.

Por último, el caso de Brasil es muy especial. Éste país era una colonia de Portugal. Cuando Napoleón invade el reino, el rey Juan VI, en vez de dejarse atrapar tan fácil como Fernando VII, se va con su familia a Brasil: la colonia se convirtió en la metrópolis. Su hijo, Don Pedro, se convirtió en rey de Brasil. En la península, los políticos empezaron a tomar medidas que disgustaron a los brasileños. Tras varios conflictos, el rey proclamó la independencia el 7 de septiembre de 1822.

Finalmente la independencia de Cuba, iniciada por el poeta José Martí, se logró debido a que los Estadounidenses intervinieron, pero también impusieron un gobierno a su gusto que se pudieron sacudir hasta 1909.

Así, las historias de nuestros países no están aisladas, sino que tienen orígenes comunes y nuestros destinos están entrelazados. Por cierto, casi todos los movimientos de independencia comenzaron con un grito. En México se llama “el grito de Dolores”, por el nombre de la ciudad donde fue emitido. ¿Cómo se llama el grito de tu país? Dínoslo en nuestra página de Facebook y regálanos un ¡Me Gusta!

¡Felices Fiestas Patrias!
A todos nuestros hermanos latinoamericanos que celebran su independencia durante los meses de julio y agosto.

Argentina 9 Julio, 1816
Bolivia 6 Agosto, 1825
Colombia 20 Julio, 1810
Ecuador 10 Agosto, 1810
Perú 28 Julio 1821
Puerto Rico 25 Julio, 1952
Uruguay 25 Agosto, 1825
Venezuela 5 Julio, 1811