Chistes de Ayer, de Hoy y de Chavales

Amor es Compartir

Una pareja de ancianos va a comer a BurguerBoy, Y después de haber recibido su oren, el nonagenario esposo con mucho cuidado divide en dos la hamburguesa y las papas fritas. Un roofero que está sentado en la mesa de al lado siente pena por ellos y se ofrece a comprarle a la esposa su propia comida, pero el marido contesta:

-No es necesario, nosotros compartimos todo.-

Unos minutos después, el “atento” roofero se da cuenta de que la esposa no ha probado bocado, así que vuelve a ofrecer:
“De verdad no me importa comprarle su propia comida, sólo dígame qué le ordeno”.

- Advertisement -

Ante esa “gentil” insistencia el anciano asegura:
-No se preocupe, ella comerá su parte. Lo compartimos todo.-

Poco convencido, el roofero le pregunta a la esposa:
“Pero ¿Por qué no come?”

–¡Porque estoy esperando a que mi esposo me preste la dentadura!–

Saliendo de la Consulta
-Amor, dice el doctor que eres hipocondríaca.-
¡Ya ves! y tú diciendo que no tenía nada.

Saliendo del Closet
“Papá, tengo que decirte algo.”
-¡Bien hijo! Cuéntame, soy todo oídos.-
“¿Tú has visto eso que escriben, en algunos lugares como baños públicos, que dice “joto el que lo lea?”
-¡Claro que lo he visto! m´hijo, ¿Por qué?-
“Pues fíjate que yo sí los he leído, los leo y pienso seguirlos leyendo.”

Número equivocado
“¿Qué te parece si repetimos ese sexo salvaje del fin de semana pasado? Te amo.”
-Soy su comadre, se equivocó de número.-
“¡Usted dispense comadrita! Creí que le había marcado a mi compadre.”

El Tatuaje
“Buen día, vengo a hacerme un tatuaje que diga: “Pero mira como beben los peces en el río.”
-¿En dónde?-
“En el río, ponga atención.”

Charla entre hermanas
“¿Vas a querer algo de San Antonio?”
-¿Vas a ir?-
“No, ¡le voy a rezar!

NOTA
Hipocondriaca: Dícese de la persona que posee preocupación constante y angustiosa por su salud, al grado tal de “sentir en carne propia” los síntomas, sin realmente estar enferma.