El Fantasma Cocoliso

2 Valedores se ven forzados a dormir en una casa embrujada...

Érase una vez un gringo y un latino que, por azares de la vida, se ven forzados a dormir en una casa embrujada. Pero en aquella casa solo había una cama, y como el gringo se la daba de muy fortachón y valentón se quedo con la cama, por lo que el latino guy tuvo que dormir en el piso.

Cuando ambos valedores se encontraban profundamente dormidos se comenzó a escuchar lo siguiente:
“Buuuuh, soy el fantasma Cocoliso, y al que esté en la cama… ¡yo me lo pisooooh!”.

Y sin que el gringo pudiera hacer nada, fue asaltado salvajemente por el fantasma, aunque sólo de manera sexual.

- Advertisement -

Una vez concluido “el asuntito” el fantasma desapareció y el gringo se quedó como perplejo (por no decir la otra palabra que rima) y muy brabucón le dice al valedor Latino:
-Hey you Fuching Latino, ahora tú dormir en el bed y yo en el floor.

Y dicho y hecho, pero, pal´chico-rato cuando apenas se iban quedando dormidos se vuelve a escuchar lo siguiente:
“Buuuuh, soy el fantasma Cocoliso, antes hice mío al de la cama… ¡ahora me echo al del pisooooh!”

Y ¡Riájale! Que le toca doble ración de Cocoliso al domestic dude.