Chistes Crueles Chavaleros

Cosas de casados y... Algunas "consecuencias"

-Amor, ¿cómo me veo con este vestido?-
“Te ves deliciosa.”
-¿En serio?-
“Sí, pareces un tamal.”

En el hospital
“Doctor, ¿cómo sigue mi suegra?”
-Prepárese para lo peor.-
“No me asuste doctor, ¿ya le va a dar de alta?”

Los compadres
-Compadre, ¿por qué llora?-
“Es que a mi suegra le dio un infarto.”
-Pero debería de estar contento, con lo que la odiaba.-
“Pues sí, pero es que no se murió.”

La afición
-Oye mamá, ¿no viste mi camisa del América?-
“Se la prestaste a tu novio hijo, acuérdate.”

Niño ricos niño pobre
Un niño rico y uno pobre sostienen la siguiente charla:
-En mi casa comemos a la carta: lo que pedimos, nos lo sirven.-
Y el niño pobre le contesta:
“En la mía también comemos a la carta, el que saca la más alta, come.

Pre-infidelidad
En un bar, dos amigos conversan lo siguiente:
“Y dime Neto, tú ¿te acostaste con tu mujer antes de casarte con ella?”
-La mera verdad, yo no… ¿Y tú?
“Que sí hombre, pero te lo juro que yo no sabía que te ibas a casar con ella.”