19 Años de Circulación Constante

Por Martin Alcocer

Los aniversarios deben ser el momento perfecto para recordar por qué existimos. Debieran ser la mejor ocasión para recordar los objetivos, la visión y misión que se trazó al inicio del proyecto. Y desde luego, tendría que ser la oportunidad ideal para hacer una evaluación de lo vivido. Hacer un repaso de los logros, tropiezos, crecimiento, estancamiento, retrocesos, aciertos, objetivos alcanzados, nuevas metas, etc…

Poner en retrospectiva todo lo que nos ayude a recordar por qué iniciamos este viaje; por qué pese a la adversidad, seguimos pisando fuerte; y que es lo que nos motiva a continuar intentando mantener nuestro rumbo. Reencontrar o redefinir las razones por las que queremos permanecer navegando en este barco.

El aniversario nos invita a encontrar nuestro reflejo en los ojos de las personas a quienes servimos. Nos motiva a mantener ese vínculo con nuestro lector, con nuestra comunidad y honrar el compromiso asumido al inicio de esta fascinante aventura.

También, nos ha hecho dedicarle tiempo a ver el camino recorrido, con toda la disposición de seguir caminando por ese mismo sendero, seguir marchando al lado de la familia que con los años hemos ido sumando.

Por eso, al llegar a nuestro aniversario número diecinueve queremos dedicar un momento especial para celebrar lo que hemos logrado y lo que hemos compartido. Deseamos reconocer y agradecer las lealtades y apoyo recibido durante las circunstancias adversas, a lo largo de estas casi dos décadas. Todas esas muestras de empatía que se han convertido en fortaleza; porque el sufrimiento, o las malas experiencias te ayudan a crecer y a conocer mejor a las personas que te rodean. Indudablemente, también los tragos amargos te hacen más fuerte y más sabio.

Los aniversarios son importantes, porque determinan el carácter y construyen una reputación. Significan compromiso, perseverancia, valor y sobre todo, amor por lo que haces. El aniversario representa la capacidad que tenemos de seguir gustando, continuar siendo aceptados y leídos por nuestros lectores, incluso en épocas en que la adversidad apremia.

Al cumplir diecinueve años de circulación constante, El Semanal Magazine agradece a su amplio grupo de lectores por su empatía, preferencia y lealtad demostrada durante todo este tiempo. A los anunciantes y patrocinadores pasados, vigentes y futuros les expresamos nuestro más sincero agradecimiento, por apoyar la circulación de esta revista mediante la colocación de su publicidad. A los colaboradores que puntualmente nos hacen llegar su material para que sea publicado, a quienes diseñan, imprimen y distribuyen las diez mil revistas cada dos semanas, les manifestamos nuestra más sincera gratitud.

Al entrar al año veinte de circulación y estar a punto de alcanzar la edición número 500, reafirmamos nuestro compromiso de comunicar, informar, orientar, alentar, entretener, aconsejar y servir de puente entre las instituciones y la comunidad a la que orgullosamente pertenecemos, la pujante comunidad hispana radicada en el estado de Utah.