11 de Noviembre, Día de los Veteranos

el día 11 del mes 11

Cada año, el 11 de noviembre celebramos en este país el Día de los Veteranos. La fecha está dedicada para agradecer a todos los que han prestado su servicio en las fuerzas armadas estadounidense, tanto en tiempos de guerra como en tiempos de paz.

En esta fecha se honra a los veteranos vivos por su contribución a la seguridad nacional. En tiempos normales, (este año será la excepción) las celebraciones incluyen desfiles y discursos. El presidente de la nación, los gobernadores y alcaldes participan activamente en estas actividades.

El Día de los Veteranos, diferencia de otras fiestas, siempre se celebra el 11 de noviembre. No cambia de día para ajustarse a fines de semana, como ocurre con otros días de fiesta.

Algunos datos de su origen
El Día de los Veteranos conmemora el fin de la Primera Guerra Mundial. Aunque terminó oficialmente cuando se firmó el Tratado de Versalles el 28 de junio de 1919, la lucha terminó siete meses antes, cuando los Aliados y Alemania pusieron en vigor un armisticio en el día 11 del mes 11.

El Departamento de Defensa explica que por esa razón se consideró al 11 de noviembre de 1918 el día que acabó la guerra y se le denominó Día del Armisticio.

Años después, en 1926 el Congreso reconoció oficialmente el 11 de noviembre como el día en que finalizó la guerra, y en 1938 se convirtió en una fiesta oficial, principalmente un día reservado para honrar a los veteranos de la Primera Guerra Mundial.

Con el correr de los años se incluyó a los militares que participaron en la Segunda Guerra Mundial, (1941-1945) y en la Guerra de Corea, (1950-193). En 1954 se cambió el nombre a Día de los Veteranos para honrar a quienes participaron en todas las guerras.

Por un tiempo (en 1968) se acordó que se celebraría en lunes para “estimular” los viajes y la economía en un fin de semana largo, pero se consideró que se perdía el sentido de la conmemoración y se regresó al 11 de noviembre.

En las principales ciudades de la nación se realizan desfiles, festivales y se entregan reconocimientos acompañados de discursos de patriotismo, amor por el país, disposición para servir y el sacrificio por el bien común.

No confundir el Día de los Veteranos con el Día de los Caídos
El Día de los Caídos o Memorial Day (último lunes de mayo) es para recordar y honrar a los militares que murieron al servicio de su país, a aquellos que murieron en batalla o a consecuencia de las heridas sufridas en combate.

Se honra a los militares que perdieron la vida defendiendo a Estados Unidos. Originalmente el Día de los Caídos, era un día en que se colocaban flores y banderas en las tumbas de los muertos durante la Guerra Civil, posteriormente cambió para honrar a todos los caídos en las guerras subsecuentes.

El presidente Richard Nixon declaró, en 1971, que el día debería celebrarse el último lunes del mes de mayo. Desde entonces, cada último lunes de mayo, se llevan a cabo ceremonias en panteones para honrar la memoria de los caídos. En algunos lugares también hay desfiles y la mayoría hacemos parrilladas que compartimos con familiares y amigos.

Volviendo al día de los Veteranos
Este feriado federal coincide con las celebraciones que tienen lugar en otros países del mundo para conmemorar el aniversario del final de la Primera Guerra Mundial. Tal es el caso de Reino Unido, Francia, Australia y Canadá que también conmemoran a los veteranos de la primera y segunda Guerra Mundial el día 11 de noviembre.

La loable labor que han desempeñado nuestros veteranos merece ser reconocida, por eso en esta ocasión quiero invitarles a todos nuestros lectores que conozcan a un veterano; ya sea miembro de su familia, vecino, amigo o compañero de alguna actividad; para que le manifiesten el agradecimiento y respeto que tenemos por ella, por él y por todos los veteranos; por su gran valentía, por su decidida entrega y por todos los sacrificios que tuvo que padecer mientras se encontraba luchado para proteger a nuestra gran nación.

No hay palabras para expresarles plenamente la gratitud y el reconocimiento que sentimos por haber puesto a su patria antes que a sus familias y que a su misma vida, para proteger nuestros derechos civiles, nuestra democracia y la libertad.

Creo que todos los estadounidenses deberíamos agradecer y también respetar a nuestros militares y veteranos. Por eso estimaos lectores, los exhorto a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar que los veteranos reciban todo el apoyo, la asistencia y atención que merecen así como nuestra consideración y admiración por su labor.