Herber declara Estado de Alerta

...uso obligatorio de cubrebocas en todo el estado y...

Gobernador de Utah, Gary Herbert. Foto de archivo.

Por Martin Alcocer

Después de que en Utah se han estado reportando más de dos mil nuevos casos diarios de COVID-19 y al encontrarse los hospitales de estado a casi al tope de capacidad, el gobernador Gary Herbert, declaró el Estado de Emergencia y emitió un mandato para que todas las personas en el estado usen cubrebocas en público hasta nuevo aviso.

Con una alerta por texto, los residentes del estado fueron informados del anuncio que estaba a punto de dar a conocer el jefe del ejecutivo estatal y fueron invitados a sintonizar su estación preferida a las 6 de la tarde del domingo 8 de noviembre.

- Advertisement -

En su mensaje explicó la gravedad de la situación que se está viviendo en Utah e imploró a todos los residentes del estado que: “hagan todo lo que esté a su alcance para detener la propagación de esta enfermedad”. Dijo él.

Además de ordenar el uso obligatorio de cubrebocas, el gobernador estableció otros tres elementos cruciales en su declaración de emergencia:
Quedan prohibidas las reuniones sociales con personas que no vivan en el mismo hogar durante las próximas dos semanas.
Expansión significativa de oportunidades de prueba de COVID-19 en el estado.
Suspensión de todos los eventos deportivos de la escuela secundaria y de clubes, así como actividades extracurriculares, durante las siguientes dos semanas, exceptuando los juegos de finales de torneo y de campeonato. La excepción incluye también las actividades deportivas interuniversitarias.

Bajo esta nueva orden, las empresas/comercios deberán hacer que sus empleados usen cubrebocas y deberán pedirles a sus clientes a hacer lo mismo. Aquellos que no cumplan estarán sujetos a multas de la comisión de trabajo del estado.

El gobernador agregó: “El uso de cubrebocas no afectan negativamente a nuestra economía y usarlos es la manera más sencilla de frenar la propagación del virus”.

“Todos debemos permanecer atentos hasta que una vacuna esté ampliamente disponible.”, dijo Herbert. “Debemos hacer más y debemos hacerlo ahora”.

Advirtió que cualquier persona que sea sorprendida patrocinando u organizando eventos en violación de la orden de distanciamiento social será procesada y podría ser sujeta a multas de hasta $ 10,000 por ocurrencia.