En Vísperas de Celebrar el Día de las Madres

¡Feliz Día de Las Madres!

Por Martin Alcocer

Cuando somos pequeños vemos en una madre a una heroína que todo lo puede, que con su fuerza nos protege y que con su sabiduría nos guía. Pero a medida que vamos creciendo nos vamos dando cuenta que no sólo lo puede todo, sino que, además, es la luz que ilumina nuestro camino.

En algún momento de la vida, nos damos cuenta de que una madre también tiene sentimientos y que sufre como nosotros y, de repente, sentimos empatía por todo el daño que quizá le hayamos causado sin tan siquiera darnos cuenta de que ella, también llora. Pero sus lágrimas son de fuerza, valentía y coraje… Unas lágrimas que sin duda deben ser consoladas con el amor incondicional de sus hijos.

Su experiencia le hace tener sabios conocimientos acerca de la vida, sin necesidad de tener una carrera ni de haber estudiado un máster. Su inteligencia es la más valiosa que existe para nuestros corazones de hijos. Ella sabe cómo llevarnos a la felicidad en el momento más oscuro y también sabe perfectamente cómo reconfortarnos en los momentos más complicados.

De niños sus lágrimas no las entendemos y de adultos nos preocupan, porque sabemos que en un tiempo ella lo era todo para nosotros, pero ahora comprendemos que somos nosotros quienes formamos su mundo y que ella, es el centro de nuestro universo. Una madre es amor, un amor puro que todo lo puede. Porque madre sólo hay una y como ella, no habrá ninguna.

El Día de las Madres es una fecha importante marcada en el calendario de celebraciones de todos los países, con el objetivo de rendir homenaje a las madres y agradecerles por todo el esfuerzo que han hecho y siguen haciendo por nosotros a lo largo de nuestra vida.

El Día de las Madres no se celebra el mismo día en todos los países, sino que varía de un lugar a otro. La mayoría de los países lo celebran en mayo, ya sea un día fijo o variable. Los más precoces son los noruegos que lo celebran en febrero, en pleno invierno. En contraparte, la gente de Indonesia espera hasta el 22 de diciembre para felicitar a sus madres, siendo los más tardíos, aunque Panamá también los acompañan muy de cerca, celebrando el Día de las Madres el día 8 de diciembre.

En Rusia y otros países del este, hacen coincidir el Día de las Madres con el Día Internacional de la mujer.

En Corea del Sur, celebran conjuntamente el Día de la Madre y el Día del Padre, cada día 8 de mayo, y lo hacen llamar el Día de los Padres.

En Argentina, el Día de las Madres se celebra el tercer domingo de octubre, debido a la antigua celebración del calendario litúrgico que celebraba la festividad de la Maternidad de la Virgen María en octubre.

En España el Día de las Madres se celebra el primer domingo de mayo. Aquí en Estados Unidos, el festejo lo hacemos el segundo domingo de mayo. En cambio, en México y otros países de Latinoamérica se festeja el 10 de mayo, sin importar el día de la semana en que caiga.

Sin importar de qué país seas, ni en qué fecha acostumbres celebrar el Día de las Madres, lo cierto es que a mamá deberíamos demostrarle nuestro amor y agradecimiento cada día y aprovechar la fecha del calendario para rendir homenaje, a lo grande, a ese maravilloso ser que nos ha traído al mundo. Ella nos dio la posibilidad de descubrir y disfrutar del gran placer de la vida y hasta el día de hoy, aún continúan cuidándonos, mimándonos, enseñándonos y levantándonos del suelo cada vez que nos caemos, tal y como lo hacían cuando éramos pequeños.

Todas las madres del mundo se merecen una magna celebración en su día. Y como siempre, existen dos alternativas: hacerle un regalo material que le sea útil, algo que anhele y que de verdad disfrute, o mimarla con atenciones y muestras de cariño, como un paseo en familia, una suculenta comida y una tarjeta dedicada, con hermosas palabras que le recuerden lo mucho que significa para ustedes.

Quien aún tenga la dicha de contar con su madrecita, aproveche este 10 de mayo y/o el segundo domingo de mayo, para agasajarla y profesarle su amor.

¡Feliz Día de Las Madres!