Día del Padre 2021

Celebrar el Día del Padre tiene mucho sentido

El Día del Padre, al igual que ocurre con otras fiestas mundiales, se celebra de manera diferente y en día distinto en cada país. Así, en los países latinoamericanos el Día del Padre se celebra generalmente visitando al papá, ofreciéndole una buena comida y obsequiándole un regalo. Con respecto a la comida, la mayoría de los latinos que viven en este país lo usa como pretexto para reunirse en familia y preparar exquisitos platillos auténticamente latinos. Aunque hay también algunos ya muy hechos a la cultura estadounidense que optan por mejor llevar a papá a un restaurante.

En Alemania, el Día del Padre, o Männertag (día de los hombres), se celebra emborrachándose con cerveza local y disfrutando de comida regional. La policía y los servicios de emergencia están en alerta máxima durante ese día y, a ultimas fechas, algunos grupos han pedido la prohibición de este festejo.

Los italianos aprovechan su Festa del Papà, que como buenos católicos la celebran el 19 de marzo, fiesta de San José, para preparar grandes comilonas que, a veces, se realizan a manera comunitaria en la plaza principal de sus pueblos y ciudades.

- Advertisement -

Del lado oriental, en Corea, se celebra el 8 de mayo con planes en familia y el regalo por excelencia es un clavel.

En Tailandia, el Día del Padre se establece con el cumpleaños del rey en el trono. Actualmente es el 5 de diciembre con el cumpleaños del rey Bhumibol Adulyadej. En países mayoritariamente católicos el Día del Padre se celebra el día de San José, el 19 de marzo, como en Italia. Ahora que, en la mayoría de los países, digamos que, en más de 30, el Día del Padre se celebra el tercer domingo de junio, como es el caso de Estados Unidos, México, Argentina, Venezuela, Colombia, Canadá, Perú, Irlanda o Francia, Afganistán, entre otros.

Antecedentes del Día del Padre
El inicio de este festejo se remonta al año 1909. La iniciativa partió de una joven llamada Sonora Smart Dodd, que vivía en Spokane, una ciudad del noroeste de Estados Unidos. Mientras escuchaba el sermón del Día de la Madre en la iglesia a la que acudía, Smart pensó que su padre también merecía ser honrado un día. Su papá era un veterano de guerra viudo que había sacado adelante a seis hijos y una granja.

Smart escaló su petición a las autoridades de Spokane y propuso festejarlo el 5 de junio, día del cumpleaños de su padre, aunque, al final, la fecha elegida fue el tercer domingo de ese mes. Así, el 19 de junio de 1910 Spokane celebró el primer Día del Padre de la historia. Sin embargo, fue hasta 1972 cuando se convirtió en ley para celebrarlo a nivel nacional. Esto ocurrió porque durante la Segunda Guerra Mundial el Día del Padre se hizo más popular, ya que las familias aprovechaban ese día para honrar a los integrantes de las tropas que se encontraban sirviendo en la guerra.

Actualmente en este país, el Día del Padre es la quinta celebración del año que genera mayor consumo. Para el 20 de junio de este año, la Cámara de Comercio Estadounidense proyecta ventas superiores a los 13 mil millones de dólares. Es decir, un promedio de $116 dólares por persona. Eso representa un 38% menos de lo que se gastó el pasado Día de la Madre en Estados Unidos. Y el regalo favorito siguen siendo las corbatas, seguido por las herramientas.

Celebrar el Día del Padre tiene mucho sentido, ya que, para bien o para mal, los padres son una figura importantísima en nuestras vidas. De su relación con ellos en la infancia dependen muchas de las características que hoy nos definen como personas adultas.

Aunque es cierto que no todas las relaciones padre e hija/o son idílicas y están llenas de amor, la verdad es que la gran mayoría sí lo son, y con ellas vamos a quedarnos.

Con motivo de la celebración del Día del Padre mucha gente se preocupa en buscar un regalo que demuestre todo el amor y agradecimiento hacia su progenitor. No siempre es fácil encontrar el regalo perfecto, sin embargo, con toda seguridad hay algo que hará a todo papá emocionarse y sentirse muy contento. Se trata de la compañía de sus hijos, aunque sea sólo por unas cuantas horas. Y cuando la distancia y la frontera no lo permite, entonces, una llamada lo pondrá muy feliz.
¡Feliz Día del Padre a todos nuestros lectores!