¿Vacunarse o No Vacunarse? ¡Esa es la Cuestión!

La desidia ahora también se une a la ignorancia y a la negligencia

Por Martin Alcocer

El uso de cubrebocas en Utah, ya es una opción, las instituciones ahora sólo sugieren, a quien no esté vacunado, que use mascarilla para ingresar a sus instalaciones, dando paso franco, sin necesidad de portar cubrebocas, a quien ya ha sido inmunizado con ambas dosis. Sin embargo, ¿en verdad están vacunados todos los que andan sin cubrebocas?

Es una cuestión de salud pública, por eso se debe actuar con madurez, con responsabilidad. Debemos informarnos debidamente y no actuar a la ligera. Si bien es cierto que cada persona tiene el derecho a decidir si se vacuna o no se vacuna, también es cierto que atentar contra la salud y/o la vida de otras personas es contra la ley.

- Advertisement -

Digo esto, porque ahora que las autoridades han comenzado a relajar las medidas sanitarias anti-contagio, algunas personas que por ignorancia o negligencia han decidido no vacunarse, ya andan también sin mascarilla, y eso, es más que una irresponsabilidad, constituye una agresión; ya que hoy en día los no vacunados, son los que tienen más altas posibilidades de contraer el virus y ,como éste no da señales en los primeros días, pueden andar esparciendo el CIVID-19 por donde pasan, y eso, es poner en riesgo la salud de los demás.

Más de la mitad de la población, en este país, ya ha sido vacuna y se espera que pronto se alcance a inmunizar a tres cuartas partes, sin embargo, los puestos de vacunación han comenzado a cerrar debido a la baja asistencia de la gente, muy a pesar de que ahora ya no se necesita hacer cita y que no tiene costo alguno.

La desidia ahora también se une a la ignorancia y a la negligencia para dificultarle el trabajo a las autoridades y evitar que alcancen el objetivo de vacunar al total de la población antes de que termine este año. Tengamos presente que mientras que el COVID-19 siga saltando de una persona a otra y continúe habiendo gente sin protección, el peligro de un re-brote seguirá latente. En consecuencia, el que la pandemia acabe depende de que todos nosotros actuemos con la debida madurez y responsabilidad, para que todos podamos retomar el curso de nuestras vidas a como éstas eran antes de la pandemia.