Cambia de Estrategia

Cuando algo no te salga como tú quieres, en vez de lamentarte…

Había una vez un ciego que pedía limosna en una calle transitada, con una gorra a sus pies y un cartel en el que, escrito con tiza blanca, decía:
“POR FAVOR AYÚDEME, SOY CIEGO”.

Un creativo de publicidad que pasaba frente a él, se detuvo y observó unas pocas monedas en la gorra. Sin pedirle permiso tomó el cartel, le dio la vuelta, tomó una tiza y escribió otro mensaje. Volvió a poner el pedazo de cartón sobre los pies del ciego y se fue.

Por la tarde el creativo volvió a pasar frente al ciego que pedía limosna. Ahora su gorra estaba llena de billetes y monedas.

- Advertisement -

El ciego, reconociendo sus pasos, le preguntó si había sido él quien había reescrito su cartel. El publicista le respondió con un sí. Luego el ciego le pidió que le dijera, qué era lo que había escrito ahí.

El publicista le contestó:
“Nada que no sea tan cierto como lo que decía tu anuncio, pero, con otras palabras. Escribí ESTAMOS EN PRIMAVERA, Y… YO NO PUEDO VERLA”

El ciego agradeció su ayuda al publicista y éste sonrió mientras se alejaba. También agradeció a Dios que pasara por allí este creativo, que le había ayudado a incrementar sus ingresos.

Moraleja:
Cuando algo no te salga como tú quieres, en vez de lamentarte… ¡cambia de estrategia!
Es muy posible que te resulte mejor de esa manera. Y no te olvides de pedirle a Dios ayuda y agradecerle por lo que te brinda cada día, comenzando por un nuevo amanecer.